El ‘annus horribilis’ de Mourinho

The Special One’ dejó de serlo hace tiempo y sus horas en los ‘spurs’ parecen contadas

Perder ante el United fue la última gota en un vaso a punto de verter

Mourinho está en la cuerda floja
Mourinho está en la cuerda floja | AFP

Arnau Montserrat

Un dinosaurio vestido en traje de diseño. Así definen en Inglaterra a José Mourinho. Es uno de los varapalos que ha ido sumando en los últimos meses el técnico portugués que, lanza a su favor, aguanta los chaparrones como ninguno. “The Special One ha muerto”, decía Chris Sutton, ex internacional inglés. Poco le debe importar a Mou lo que diga Sutton pero no va mal encaminado. El aura especial que rodeaba a José se ha desvanecido y sus horas en el Tottenham parecen contadas salvo milagro en este tramo final de temporada.

Llegó a finales de 2019 para relevar a un Pochettino que había dejado al equipo como subcampeón de Europa y peleón en la Premier League. Un equipo de Champions en definitiva. Levy no tuvo paciencia, se rascó el bolsillo para despedir a Mauricio y su apuesta con Mourinho no le ha salido bien. El de Setúbal ha convertido un equipo de Liga de Campeones en uno de Europa League. Ni eso esta temporada. Actualmente está fuera de toda competición europea y la humillación de Zagreb sigue presente. Tiraron por la borda un 2-0 a favor ante el Dinamo. En Premier están a tres puntos del Liverpool, sexto, y a seis del West Ham, que marca las plazas de Champions. 

Sus peores registros

Los equipos de Mourinho se han caracterizado siempre por su fuerte músculo a nivel defensivo. En el Tottenham tiene oro delante y cobre detrás. No se salva ni Lloris. Son y Kane no ganan partidos solos. Demasiadas veces se han dejado remontar un marcador favorable. El último ejemplo, ante el United. Demasiada fragilidad atrás. 

La derrota ante los 'devils' es la décima en la Premier League para los ‘spurs’. Nunca antes un equipo entrenado por Mourinho había perdido tantos partidos en el torneo de la regularidad. El técnico que ha ganado ligas en cuatro países distintos. Entra entonces el famoso librito de tácticas. En Inglaterra no se hartan de criticarlo. Desfasado. De ahí el comentario de dinosaurio. 

Su balance es demoledor. 85 partidos con el Tottenham. 45 victorias, 16 empates y 24 derrotas. Para ponerlo en contexto, una más que en 178 partidos con el Real Madrid, o nueve más que en 108 con el Inter de Milán. Además, en el Tottenham tiene su peor promedio de puntos por partido. 1,78. En su Oporto llegó a tener una media de 2.31.

La Carabao... ¿salvavidas?

Pero Mourinho tiene más vidas que un gato y su continuidad al frente del Tottenham parece condicionada por la final de la Carabao Cup que debe disputar ante el Manchester City de Guardiola. Si ganan, asegurarán plaza para la Europa League. No parece un bote como para convencer a Kane de que siga, quiere jugar la Champions sí o sí, pero como mínimo para hacer reflexionar a Levy. El mandamás también quiere el himno Champions. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil