La denuncia de un excanterano del Fulham por racismo y abusos que pone en jaque a Inglaterra

El Fulham investiga las acusaciones de Max Noble que ha afirmado que fue abusado y amenazado durante su etapa como futbolista del juvenil

Noble asegura que otras 150 personas se han puesto en contacto con él para denunciar un trato similar en las diferentes canteras del país

El Fulham es el decimoctavo clasificado de la Premier League a cinco puntos de la salvación
El Fulham es el decimoctavo clasificado de la Premier League a cinco puntos de la salvación | AFP

Pep Santos

Max Noble está poniendo en jaque a todo el sistema del fútbol formativo en Inglaterra. Este exjugador de la academia del Fulham, alega haber sufrido abusos y amenazas durante su etapa en el club del oeste de Londres y afirma que otras 150 personas se han puesto en contacto con él para denunciar un trato similar en diferentes clubes del fútbol inglés.

El exjugador lo contó en el periódico británico 'The i', donde llegó a revelar como pasó de ser un prometedor extremo en la cantera de los cottagers y las categorías inferiores de la selección galesa, a convertirse en un joven con muchos problemas para luchar contra la ansiedad y la depresión que todavía sufre hoy en día y que le llegaron a hacerse plantear el suicidio: "Tenía depresión, ansiedad, todo ese trauma, casi me mata. Me deprimí mucho. Me volví tan recluso que no quería hablar con ninguno de mis amigos"

Noble afirmó que desde el Fulham se le amenazó con descartarlo si no firmaba con un agente que el club le había recomendado y que se le administraron analgésicos para poder entrenar y jugar. También alega que el club se negó a pagar una operación de rodilla justo antes de que finalizara su beca, y pide que los clubes y las autoridades futbolísticas garanticen el cuidado posterior de los jugadores de la academia que quedan libres.

Finalmente, Noble incluso denunció racismo en la academia del Fulham. El joven habló de tratos preferenciales hacia los futbolistas blancos y contó que a los negros se les obligaba a almorzar en un vestuario sucio en lugar de en la cantina.

"Lo único que quiero cambiar es que si sacas a un chico de la escuela le debes cuidados posteriores. Eso es todo. No puedes prometerles el mundo y luego ignorarlos cuando están deprimidos o pasan por lo que yo tuve que pasar. No se lo desearía a nadie. El sistema de academias está fallando, se puede ver solo por los números, está fallando por completo" dice Noble.

"Que un adulto les mienta a los niños, los enrede para hacer algo y luego, de repente, le retire todo su apoyo y le diga: 'Es tu culpa que no lo lograste, no trabajaste lo suficiente, no escuchaste, no te quedaste en el campo de entrenamiento el tiempo suficiente, ni llegaste lo suficientemente temprano... Es un escándalo de abusos", insiste.

La intención de Noble es acabar con estos abusos y que ningún niño tenga que pasar por lo que pasó él, como tantos otros, en Inglaterra. El Fulham por su parte, ya ha respondido a las acusaciones anunciando que han empezado a investigarlo internamente: "Condenamos el acoso, el racismo y la discriminación en cualquier forma y trabajamos duro para asegurarnos de que no tengan lugar aquí. El club investigará los reclamos históricos y se pondrá en contacto con todas las partes relevantes" rezaba el comunicado que ha difundido el club del oeste de Londres.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil