¿Qué debería tener un currículum vitae?

Descubre como hacer el CV perfecto

Todo lo que deberías incluir en tu CV
Todo lo que deberías incluir en tu CV | Pixabay

Encontrar trabajo demanda, en muchas ocasiones y valga la repetición, mucho trabajo. La consulta diaria de ofertas de empleo en las aplicaciones digitales destinadas a ello, la realización de networking en espacios de conexión profesional como Linkedin o las entrevistas personales son solo algunas etapas del proceso. Pero, por encima de todo, la construcción del currículum vitae. Al fin y al cabo, es el documento que nos permite presentarnos profesionalmente a las empresas que nos interesan y debemos mimarlo meticulosamente. Un cuidado que pasa, en primera instancia, por determinar qué informaciones vamos a incluir en el mismo.

Codigo Nuevo

Porque es una duda muy habitual: ¿qué contenido debería componer nuestro currículum vitae? Para tener una respuesta acudimos al portal de carreras profesionales Zety, donde el escritor certificado de currículums Michael Tomaszewski proporciona un listado con las secciones que, según "los estándares de contratación modernos", deben ser incluidas necesariamente en un currículum vitae. En concreto, cinco secciones entre las que encontramos la información de contacto, la declaración de presentación, la experiencia laboral, la educación y las habilidades profesionales. Ninguna de estas puede faltar en nuestro currículum.

Sin embargo, y como explica Tomaszewski, estas son las informaciones básicas y, "si deseamos superar a los otros candidatos", nuestro currículum debería contener otras secciones adicionales. El experto menciona al menos nueve de estas secciones: certificaciones profesionales, asociaciones profesionales de las que somos partícipes, idiomas, capacitación y cursos adicionales, participación en conferencias, publicaciones, premios, presencia influyente en la red y experiencia de voluuntariado. Su recomendación es muy clara: "Si podemos incorporar algunas de estas secciones, asegurémonos de hacerlo". Pueden marcar la diferencia.

¿Y qué ocurre con los intereses personales? Se trata de una sección que muchos currículums incluyen y que otros no. ¿Cuál es la opción correcta? Según Tomaszewski, depende de nuestra experiencia profesional. "Si estamos diseñando un currículum con más de un año de experiencia laboral en nuestro haber, la sección de aficiones es redundante". Sin embargo, "en los currículums de nivel principante, la sección de aficiones es más aceptable" ya que "cuando se encuentra bien escrita puede sugerir que encajamos bien culturalmente con la empresa". Sea como sea, el experto recomienda no crear una sección con pasatiempos genéricos.

Por otro lado, existe otra sección que suele generar bastantes dudas en cuanto a su inclusión o no. Se trata de la sección de referencias. En este caso el especialista de Zety lo tiene muy claro: "Salvo que se solicite en el anuncio de empleo, no debemos incluir referencias en nuestros currículums. No es recomendable porque los profesionales de recursos humanos ya saben que pueden solicitar referencias". Y después de todo no es muy aconsejable saturar el currículum de información prescindible.

Una clave de los buenos currículums es la claridad. De ahí que debamos seleccionar con criterio. Tanto el contenido como su orden. Un orden que, tal y como firma Tomaszewski, debe depender "de la etapa de nuestra carrera en la que nos encontremos". Porque no es lo mismo tener un perfil laboral principante que un perfil consolidado. En este último caso, los especialistas recomiendan situar la experiencia profesional inmediatadamente después de la información de contacto y la declaración personal. Al fin y al cabo, y según un estudio de 2016 llevado a cabo por la empresa de reclutamiento estadounidense Jobvite, para el 67% de los reclutadores es lo más importante de un currículum. En el caso de tener un perfil principante, hay que priorizar la educación.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil