¿Por qué se produce la caspa?

Existen muchas afecciones del cuero cabelludo que pueden ser problemáticas. Y en este último grupo hay una con una prevalencia enorme: la caspa

¿Por qué se produce la caspa?
¿Por qué se produce la caspa? | Pixabay

Existen muchas afecciones del cuero cabelludo que pueden ser problemáticas. Algunas por sus potenciales consecuencias en la salud humana. Otras simplemente por cuestiones estéticas. Y en este último grupo hay una con una prevalencia enorme: la caspa. En concreto, y según informaciones del Medical Review Faculty, hasta un 40% de las personas mayores de treinta años padecen esta condición. Una condición que, si bien es inofensiva, puede generar problemas vinculados a la autoestima y la seguridad en uno mismo. Todas esas escamas blancas de piel muerta descansando sobre los hombros son un incordio. ¿Pero por qué aparecen?

Código Nuevo

El procedimiento es ampliamente conocido por los dermatólogos. Como ocurre en cualquier otro rincón del cuerpo humano, en el cuero cabelludo se produce una constante sustitución de células muertas por nuevas células. Sin embargo, determinadas condiciones provocan que las células muertas se desprendan del cuero cabelludo a una velocidad mucho más rápida de lo habitual. Posteriormente, estas células muertas acaban uniéndose mediante la intervención del aceite natural de nuestro cabello. De esta manera toman forma las molestas escamas blancas que en muchas ocasiones incluso nos avergüenzan.

Sin embargo, continuamos teniendo en el aire una pregunta fundamental en todo este asunto: ¿cuáles son esas condiciones que aceleran el desprendimiento de las células muertas del cuero cabelludo? Recurrimos nuevamente a los especialistas del Medical Review Faculty para descubrirlo. Son muchas, pero según afirma esta publicación especializada, los principales causantes de dicho fenómeno, responsable a su vez de que la caspa aparezca en nuestras vidas, son una piel excesivamente seca, una sensibilidad especial a productos y tratamientos para el cabello o afecciones de la piel como la dermatitis seborreica o el eccema.

Pero existen más desencadenantes de esta condición del cuero cabelludo. Otro de los más habituales es un crecimiento desproporcionado de un hongo conocido científicamente como Malassezia furfur. Se trata de un hongo presente de manera normal en los seres humanos, pero que en proporciones desmedidas puede provocar no solo caspa, sino también una enfermedad infecciosa de la piel llamada pitiriasis versicolor. Unas proporciones desmedidas que pueden darse asimismo por diferentes razones. Desde el estrés psicológico al exceso de grasa en el cuero cabelludo, pasando por deficiencias en el sistema inmunitario u hormonas.

Por otra parte, el medio digital británico Medical News Today añade unas cuantas causas más a la larga lista confeccionada por la Medical Review Faculty. Como por ejemplo una alimentación deficiente. En concreto, y según los expertos ingleses, la carencia de vitaminas del grupo B, de minerales indispensables como el zinc o de determinados ácidos grasos puede aumentar considerablemente el riesgo de padecer caspa. Lo mismo ocurre con el cepillado. Como señala el medio especializado, "peinarse o cepillarse el cabello regularmente reduce el riesgo de caspa dado que contribuye al desprendimiento normal de la piel.

Además, debemos tener en cuenta otras enfermedades como la psoriaris o la tiña de la cabeza. Y no solo las enfermedades dérmicas. Tal y como explican desde el Medical News Today, condiciones aparentememente desvinculadas del asunto como la enfermedad de Parkinson han sido conectadas científicamente con mayor propensión a la aparición de la caspa. Del mismo modo, quienes cuentan con una afección que deprime las capacidades de su sistema inmunitario también cuentan con más probabilidades de padecerla. Por eso no hay mejor manera de enfrentar la caspa que acudiendo a un dermatólogo. Identificar la causa es esencial.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil