¿Por qué mi gato me mira fijamente?

La respuesta es depende, nuestros gastos pueden mirarnos por muchas razones diferentes

Fuera de juego - Preguntas gato
| sport

Llevamos miles de años conviviendo con los gatos y, sin embargo, todavía existen muchos aspectos de estos animales que desconocemos por completo. Y esto puede conducirnos a conclusiones erróneas acerca de sus comportamientos. Uno de los más misteriosos, que todo aquel que tiene o haya tenido un gato alguna vez ha experimentado, tiene lugar cuando nos miran directamente a los ojos. Puede resultar incluso inquietante. Especialmente porque en la cultura popular tiende a asociarse esto como una amenaza. ¿Pero cuánto hay de cierto en esta creencia? ¿De verdad nos están desafiando?

La respuesta, según una publicación de PetMD, portal líder mundial en información sobre mascotas, es que depende. Porque nuestros gastos pueden mirarnos por muchas razones diferentes y para entender por cuál lo están haciendo en cada momento debemos observar otros muchos detalles relacionados con su lenguaje corporal. En ese sentido, explican desde PetMD, cuando nuestro "gato nos mira fijamente, parpadeando con lentitud mientras se encuentra a centímetros de nuestra cara, se trata de un comportamiento felino que en realidad es una muestra de afecto". En otras palabras: nos quieren.

Aunque no es la única explicación para una mirada penetratente acompañada del parpadeo y de un lenguaje corporal suelto y relejado. Los especialistas de PetMD recuerdan que también "podría ser la forma del gato de despertarnos", ya sea porque "quiera deayundar de inmediato" o porque quiera "que te levantes y le des compañía". Sea como sea, hablamos de un comportamiento amigable de un animal que, en ese momento, te está reclamando atención de buenas maneras. Pero no siempre es así. El tópico de que los gastos miran fijamente cuando están enfadados también tiene parte de razón científica.

Para eso, y como apuntábamos antes, debemos atender al lenguaje corporal de nuestro gato. Porque resulta imposible que nos estén amenazando a través de un lenguaje corporal suelto y relajado. No es coherente. En realidad, un gato con intenciones de atacar muestra claros síntomas corporales de ellos más allá de la mirada penetratente. Como "la dilatación de las pupilas, las orejas hacia los lados, la rigidez del cuerpo o los movimientos de lado a lado de la cola". En estas ocasiones, agregan desde PetMD, lo más inteligente consiste en romper el contacto visual y reedirigir su atención hacia otra actividad.

Por tanto, hasta ahora hemos comprobado como una mirada penetratente por parte de nuestro gato puede indicar tanto satisfacción como amenaza. Pero no solo eso: tal y como explican los expertos de PetMD puede ser también indicativo de miedo. En estos casos, el resto de detalles complementarios reveladores pueden ser la cola metida debajo del cuerpo, el cuerpo agachado o incluso el estar escondido detras de un mueble. Y el miedo puede deberse a cosas tan sencillas como un ruido brusco. Es importante mantener entonces las distancias con el gato hasta que se tranquilice.

Por último hay que recordar, como señalan desde la web de Purina, que "los gatos son criaturas curiosas". En ese sentido, puede que una mirada penetratente responda únicamente a "que están observando para ver si vas a hacer algo interesante". Después de todo, los gastos son cazadores visuales que están alerta en el exterior en todo momento para detectar cualquier movimiento y, "cuando están en el interior, ese enfoque láser cambia hacia el movimiento en el hogar, que probablemente seas tú". Curiosidad, felicidad, agresividad o miedo. No hay una respuesta única. Hay que prestar atención al conjunto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil