¿Cuántas veces al día deberíamos defecar?

Prácticamente el cien por cien de las personas defeca con una frecuencia situada entre las tres veces diarias y las tres veces semanales

Fuera de Juego - Preguntas
| sport

Como animales que somos nuestras vidas están marcadas por una gran variedad de procesos biológicos con una importancia capital. Uno de ellos es la defecación, mediante la cual eliminamos del organismo residuos como alimentos no digeridos, bacterias o células del revestimiento intestinal. Un proceso biológico esencial para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. La pregunta fundamental es: ¿cuántas veces debemos defecar diariamente? Según una investigación escandinava de 2010, prácticamente el cien por cien de las personas defeca con una frecuencia situada entre las tres veces diarias y las tres veces semanales.

Pero eso es un rango de frecuencia muy amplio. Desde Healthline, portal estadoundiense especializado en la información médica, pensaron eso mismo y decidieron llevar a cabo una encuesta a más de 2.000 personas acerca de sus hábitos de deposición. Así descubrieron que el 50% de las personas defeca una vez al día, que el 28% de las personas defeca dos veces al día y que solo un 5,6% defeca solo una o dos veces por semana. Y lo más importante: la mayoría de personas muestra una frecuencia regular en el número de veces que defeca diaria o semanalmente, así como en la hora en la que lo realizan.

¿Pero qué factores condicionan la frecuencia con la que defecamos? Como señalan desde Healthline, uno de los más importantes es la dieta. En ese sentido, "tanto la fibra soluble como la insoluble en forma de granos integrales, vegetales y frutas pueden agregar volumen a las heces y promover las deposiciones". De hecho el popular dietista canadiense Andy De Santis recomienda precisamente, en caso de no defecar dentro de los parámetros habituales, consumir tanto "polifenoles" como "fibra dietética soluble" puesto "que pueden contribuir a mejorar la salud intestinal y mejorar la regularidad intestinal".

Otro factor involucrado en la frecuencia de las defecaciones es la edad. En palabras de los especialistas de la publicación Healthline, "cuanto más envejecemos más probable es que estemos estreñidos" debido a varias circunstancias claves como "la reducción del movimiento gástrico que estimula la digestión", "la reducción de la movilidad" o "el consumo de mayor número de medicamentos que pueden afectar a la salud intestinal" de nuestro organismo. El nivel de actividad física es muy importante pues "impulsa el material alimenticio digerido hacia adelante para ser eliminado como heces". El deporte siempre suma.

Por otro lado, una frecuencia muy anómala de deposiciones también puede deberse a factores de salud. La enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o la gastroenteritis viral pueden producir una gran alteración en el patrón de defecación. La regularidad es fundamental. Por eso De Santis recomienda visitar a un especialista en caso de experimentar una intensidad irregularidad en el tiempo. Como cita este experto, "las poblaciones con evacuaciones intestinales menos frecuentes tienen mayor riesgo de contraer Parkinson", así como "una menor frecuencia de deposición se asocia con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular".

De todas formas, y según apuntan desde Healthline, "la consistencia de las heces de una persona puede ser un indicador más significativo de la salud intestinal que la frecuencia". A ese respecto, "las heces deben ser blandas" y asemejarse "a una serpiente o una salchicha porque reflejan el interior de los intestinos". Defecar "heces sueltas puede indicar que tiene algo de irritación digestiva y que las heces pasan por los intestinos demasiado rápido para volverse voluminosas" mientras que "las heces duras puede provocar hemorroides y conducir a una acumulación en los intestinos". Observarlas, aunque desagradable, es clave.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil