La pareja Triay-Salazar gana en Valladolid su primer máster de la temporada

La pareja Triay-Salazar gana en Valladolid su primer máster de la temporada

Final femenina del Máster Valladolid, del World Pádel Tour
| Eduardo Canal
EFE

Gemma Triay y Alejandra Salazar han sumado su primer máster de la temporada tras imponerse por 6-3, 3-6 y 6-0

Se volvía a repetir la final entre las número uno del ránking mundial

La pareja formada por Gemma Triay y Alejandra Salazar ha sumado su primer máster de la temporada tras imponerse por 6-3, 3-6 y 6-0, en una gran final, a Paula Josemaría y Ariana Sánchez, lo que permite a las números uno adquirir mayor distancia al frente de esa clasificación mundial.

Se volvía a repetir la final entre las número uno del ránking mundial, Alejandra Salazar-Gemma Triay, y las número dos, Ariana Sánchez y Paula Josemaría, lo que hacía prever un encuentro muy disputado y luchado, al haber nada menos que 1.700 puntos en juego, ya que la prueba vallisoletana tiene el rango de máster.

Y el primer set no decepcionó. Salazar-Triay salieron con mucha fuerza a la pista de la Plaza Mayor y, tras sumar el primer servicio de la jugadora madrileña, lograron romper el segundo juego, que sirvió Paula Josemaría y dejar en blanco el tercero, para poner una ventaja de tres a cero en los primeros compases del set inicial.

Pero entonces, la "vallisoletana de adopción" Paula Josemaría, que entrena en la capital del Pisuerga con Gustavo Pratto, sacó su vena más agresiva y se lanzó a atacar con contundencia tratando de aprovechar esa mejoría ofensiva para anular, desde la red, la defensa de las rivales.

Fue una defensa realmente buena, de Ale y Gemma ante Ari y Paula, cuya progresión se fue constatando con el transcurrir de los minutos y que no logró rematar debido a varios fallos en los globos de Ariana Sánchez, que impidieron romper el séptimo juego y dieron la victoria a las números uno por 6-3.

A pesar de esa ventaja inicial de la madrileña y la menorquina, lo cierto es que las número dos habían ido adquiriendo confianza, lo que se trasladó a la pista en la segunda manga, en la que tomaron la revancha con grandes bloqueos, una impresionante defensa y, sobre todo, buen ataque con continuas subidas a la red.

Así, pudieron sorprender a las actuales líderes de la clasificación tras romperse los cuatro primeros juegos del segundo set, de manera consecutiva, tras los que cada pareja conservó su servicio, a excepción del octavo, en el que Josemaría y Ariana Sánchez lograron otro "break" que ya sería definitivo, para establecer el 3-6 y empatar el choque.

En el tercer y definitivo set, las líderes del pádel dieron un gran ejemplo respecto a cómo remontar un set en contra y cómo reaccionar a una dinámica ganadora de las contrarias, mostrando su mejor versión con un juego de ataque y un continuo asedio a Sánchez-Josemaría, que se vieron arrolladas por el juego de Salazar-Triay.

Tras ganar el primer juego sufriendo, Salazar y Triay rompieron el segundo y el cuarto juego a las número dos, lo que dejaba en bandeja de plata su victoria en Valladolid, un lugar que da suerte a ambas jugadoras, puesto que han ganado aquí y de manera contundente, en anteriores citas.

Con ese 4-0 a favor, la madrileña y la menorquina aumentaron el empuje y su juego de ataque a través de grandes puntos, con el que pudieron superar la brutal defensa mostrada por Sánchez y Josemaría que, sin embargo, resultó insuficiente para impedir que las números uno añadieran su sexto título de esta temporada, con un 6-0 en la última manga.

Tras finalizar el partido, Triay reconocía que, después de perder en Viena y ganar en Toulouse, el objetivo siempre es "seguir trabajando para mejorar y crecer porque va a ser una temporada larga, en la que habrá baches, y es importante estar preparadas para hacerles frente".

Aunque ha admitido que la defensa había sido su "talón de Aquiles", es una faceta en la que ha progresado de manera evidente y, si bien sigue sin ser su "zona de confort", cada vez se siente más fuerte, lo que le hace una jugadora más completa.

En el caso de Alejandra Salazar, se mostró muy feliz de volver a ganar en Valladolid, con su gente como testigo, y reconoció estar "enamorada" de la Plaza Mayor, a la que quiere acudir "todos los años" y "con estas mismas sensaciones, tan positivas".

Temas