Lucía Sainz y Gemma Triay dejan atrás el confinamiento y vuelven a los entrenamientos

La barcelonesa y la menorquina son las séptimas del mundo del World Padel Tour

Esta semana están recuperando las sensaciones en la pista y aumentando poco a poco la carga de trabajo

Lucia Sainz y Gemma Triay han vuelto a la pista de pádel para recuperar la forma y volver a competir pronto
Lucia Sainz y Gemma Triay han vuelto a la pista de pádel para recuperar la forma y volver a competir pronto | sport

Lucía Sainz y Gemma Triay han vuelto a los entrenamientos tras dejar atrás el confinamiento y el parón deportivo que ha comportado la pandemia del coronavirus Covid-19. Lucía Gemma son las séptimas del mundo del ránking del World Padel Tour y tras compartir confinamiento en Madrid, ahora recuperan sensaciones desde que el pasado lunes 25 se reencontraron con la pista.

La barcelonesa Lucia explica que “el cuerpo se habitúa a todo” y que ahora, “con dolores pero muy contentas” por poder volver a hacer lo que más les gusta, afrontan la puesta a punto con la mente puesta regresar a la competición.  

Lucía y su compañera la menorquina Gemma Triay, han regresado a las pistas de entrenamiento siguiendo los protocolos exigidos sin ningún problema tras compartir confinamiento en Madrid. Afortunadamente, las autoridades han favorecido que los deportistas de élite puedan arrancar ya en firme y las sensaciones no podían ser mejores. “Estamos muy contentas de poder volver a la pista, ha sido una gran alegría, y el poder volver las dos juntas aún más porque parecía que no sería posible hasta la fase 3, así que aún mejor”.

Recuperar el toque

Los deportistas de élite nunca están tanto tiempo alejados de la actividad y el largo parón de unos dos meses ha dejado, de entrada, algunas ligeras secuelas que rápidamente han superado. “Ya digo que las sensaciones siempre han sido muy buenas. El primer y el segundo día, de toque un poquito peor; pero como pensábamos que iba a ser muy malo (el reinicio), al final todo ha ido mejor de lo esperado. Y ayer (miércoles) empezamos ya a movernos un poquito más, trabajando muy bien y muy a gusto, aunque es verdad que el cuerpo lo nota”, confiesa Lucía Sainz con buen humor.

Lo que ha quedado claro es que el trabajo que han realizado durante el confinamiento no puede suplir de ninguna manera el que se lleva a cabo sobre la pista. “Aunque hemos estado haciendo físico, se nota porque en casa hicimos ejercicios de movilidad, ‘pitidos’ que es como sprints… No es lo mismo que en la pista, en donde tienes  que reaccionar, tienes que ver la bola, tienes que pensar en tu compañero… “es muy diferente”.

Es la primera semana en la que pueden entrenarse con normalidad, después de tanto tiempo, y Lucía comenta que han ido controlando la progresión en la intensidad de los entrenamientos. “En estos tres días hemos ido de menos a más en la carga de trabajo y controlando la progresión, porque ahora es muy importante llevar cuidado con las lesiones”, concluye.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil