Montoro agua la fiesta de Osasuna

El jugador del Granada firmó un gran gol en el tramo final del encuentro ante los rojillos

El Chimy volvió a marcar en El Sadar un año y ocho meses después de que lo consiguiera por última vez

Cristina Moreno

Soñó Osasuna con el coliderato y la victoria para cerrar con broche de oro el Centenario pero una expulsión de Cote y el acierto de Montoro en el tramo final acabaron con la fiesta rojilla y empañaron el gol del Chimy que volvió a marcar en casa veinte meses después de la última vez.

FICHA TÉCNICA

LaLiga

OSA

1-1

GRA

Osasuna

Sergio Herrera; Nacho Vidal, Unai García, David García, Cote; Torró; Roberto Torres (Javi Martínez, 78'), Oier (Moncayola, 66'), Darko (Juan Cruz, 78'), Rubén García (Manu Sánchez, 78'); Chimy Ávila (Kike García, 66').

Granada

Maximiano; Quini (Arias, 70'), Víctor Díaz, Luis Abram, Neva (Escudero, 82'); Luis Milla, Gonalons (Monchu, 37'); Rochina, Bacca (Jorge Molina, 70'), Machís (Montoro, 82'); Luis Suarez.

Goles

1-0 M. 44 Chimy Ávila. 1-1 M. 89 Montoro.

Árbitro

Muñiz Ruiz (gallego). TA: Nacho Vidal (29')/Abram (37'), Bacca (48'), Rochina (50'). TR: Cote (74').

Estadio

El Sadar. 21.128 espectadores.

Con ambiente festivo y Serafín Zubiri interpretando el himno en directo, arrancaba el duelo que, por otra parte ponía punto final a los actos del centenario del conjunto navarro. Día especial y gran entrada en El Sadar, a la espera de cerrar la fiesta con una victoria. Querían los de Jagoba Arrasate dar los tres puntos a sus aficionados y eso quedó claro con el planteamiento inicial, cargando el ataque.

Pero pasaban los minutos y las ocasiones no llegaban, a excepción de una del Chimy en los primeros minutos. Después fue Darwin Machís el que probó a Sergio Herrera, y cuando más apretaban los rojillos, Rochina pudo abrir el marcador para los andaluces aunque el meta de Osasuna salió de su área para despejar el peligro, metiendo el susto en el cuerpo a la parroquia navarra.

Pasada la media hora, el Chimy volvió a ser protagonista con el primer lanzamiento entre los tres palos del partido. Un disparo seco que obligó a estirarse a Maximiano. A renglón seguido, Osasuna reclamó una posible mano de Víctor en el área pero el colegiado ya había anulado la acción por una falta anterior de Oier, encendiendo al público de El Sadar.

Se acercaba poco a poco Osasuna y al borde del descanso llegó la diana. El Chimy cazó un balón muerto en el área, se asentó y se sacó de la chistera un zurdazo potente, arriba, imposible para Maximiano. El 'Comandante' volvía marcar en casa un año y ocho meses después, alegrando aún más la fiesta rojilla.

El gol en contra y la lesión de Gonalons en la primera desconcentraron a los nazarís que arrancaron algo descolocados la segunda mitad, con los de Arrasate asediando los dominios de Maxiamiano.

Muy cerca del segundo se quedó Osasuna con una combinación entre Kike García y Moncayola que acaban de saltar al terreno de juego sustituyendo a Oier y al Chimy. También la tuvo el Granada en una acción a balón parado que obligó a estirarse a Sergio Herrera. Una acción que había provocado Cote que vio la roja por cortar la contra andaluza. Una acción que sirvió para despertar a los de Robert Moreno que generaron el mayor peligro del partido, solo faltaba definición. Y la encontró Montoro que vio adelantado a Herrera y no se lo pensó para firmar un lejano disparo que acabó al fondo de la red, aguando la fiesta navarra.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil