Xavi no se olvida de traer a un nuevo Busquets

Xavi no se olvida de traer a un nuevo Busquets

L. Miguelsanz

Subdirector de SPORT

Busquets es básico en los esquemas de Xavi y seguirá liderando el centro del campo
| V. Enrich / J. Ferrándiz / Agencias

Los planes de la planificación deportiva del Barça en cuanto a a altas y bajas están bastante claros desde hace semanas. Hay nombres prioritarios para fichar con negociaciones muy avanzadas a la espera del ansiado dinero de las palancas y una abultada lista de bajas que costará por colocar.

Se ha hablado de las posiciones de central, laterales, extremo, algún interior y delantero, pero está quedando en un segundo plano la opción de traer a un pivote que pueda dar descanso y competencia a Sergio Busquets. Y nada más lejos de la realidad porque Xavi ya advirtió durante la temporada pasada que deseaba una plantilla con posiciones dobladas y que en el puesto de Busquets había un problema.

A Nico no le ve ahí, De Jong se irá al Manchester United muy probablemente y no se sentía cómodo jugando solo por delante de la defensa, y Kessié jugará como interior. El técnico quiere un especialista en esa posición y no ha cambiado de opinión. Está apretando para que llegue un pivote experimentado y de nivel.

Y no olvida a Rúben Neves. Habrá que ver cómo evoluciona el mercado y el nivel de inversión necesario para traer a todos los jugadores previstos, que son muchos y caros. Sobre el papel, los números cuadran y parece que no habrá que renunciar a nada, pero tanto el entrenador como el área deportiva no olvidan que ese puesto específico debe ser una auténtica prioridad si no quieren tener problemas a lo largo de la temporada. 

Neves es un jugador muy del gusto de todos y que, de la mano de Jorge Mendes, está priorizando el Barça y aguantando acometidas de otros equipos que también le desean. No hay duda de que saldrá del Wolverhampton por un precio alto. Y es que en la Premier League se está moviendo muchísimo dinero este verano, ayudados por unos derechos de televisión que siguen aportando gasolina a los clubes.

Hoy por hoy no hay otro nombre encima de la mesa y cuesta pensar que, finalmente, no irán a por él dejando a Busquets, una temporada más, sin recambio. De aquí a finales de agosto van a pasar muchísimas cosas. El plan del Barça es muy ambicioso, tal vez demasiado, pero habrá dinero para llevarlo a cabo y solo faltará que todas las negociaciones cuadren con el precio justo para incorporar a 8 o 9 jugadores de primer nivel.

No hay duda de que el reto es mayúsculo y uno de los objetivos es nutrirse de cracks que vayan jubilando a las famosas vacas sagradas. Marcos Alonso por Jordi Alba, Koundé por Piqué y faltaría Rúben Neves por Busquets para cuadrar el círculo. No se olviden de este nombre porque harán lo posible para traerlo si no se les adelanta alguien.