A Xavi ya le sobran jugadores

A Xavi ya le sobran jugadores

Lluís Mascaró
Gavi y Xavi ejemplifican el cambio
Gavi y Xavi ejemplifican el cambio | VALENTI ENRICH

A Xavi ya le sobran jugadores.  Y esta es una extraordinaria noticia, viniendo de donde venimos. La plaga de lesiones y contagios de COVID parece que se ha terminado y ahora ya ‘solo’ están de baja Sergi Roberto, Eric Garcia y Braithwaite, que ya ha empezado a entrenar. El técnico ha recuperado muchos futbolistas en los últimos días y especialmente significativos han sido los regresos de Pedri y Ansu Fati, que ya jugaron en la segunda parte del clásico de Supercopa. A partir de ahora, el entrenador podrá elegir. No jugarán solo los que están físicamente disponibles, sino los que ofrezcan un mayor rendimiento.

Xavi podrá aplicar, por fin, la ‘meritocracia’. Y algunos jugadores que habían sido intocables por las circunstancias pueden verse relegados al banquillo. O incluso a la grada. Ya vimos lo que le sucedió a Memphis contra el Madrid. El delantero ha pasado de imprescindible a transferible. Con Ansu y con Ferran Torres (incluso con Abde y Jutglà), Memphis se ha quedado sin sitio… mientras Dembélé siga en el Barça y Luuk De Jong mantenga su racha goleadora. Mucho tendrá que trabajar el holandés para hacerse un hueco en el tridente ofensivo de Xavi. Ansu y Ferran Torres serán fijos. Y habrá hasta seis candidatos (cuando Braithwaite tenga el alta médica) para la tercera plaza.

Algo parecido puede ocurrirle a su compatriota Frenkie De Jong. La explosión de Gavi y Nico y el regreso de Pedri también han puesto muy caro el puesto de centrocampista. De Jong es un crack. Una estrella. Un fichaje que costó 70 millones de euros. Y lo lógico es que juegue siempre… siempre que su rendimiento sea superior al de los tres chavales (se da por descontado que el veterano Busquets es insustituible para Xavi). Eso no está sucediendo en estos momentos. De Jong lleva demasiado tiempo perdido y no logra reencontrarse.

Es un jugador descomunal. Lo demostró en el Ajax. Lo demostró en la selección holandesa. Y lo ha demostrado (en cuentagotas) en el Barça. Pero su nivel ha descendido. Está en un tremendo bache que contrasta con las prestaciones que están ofreciendo los canteranos. Xavi puede tener la tentación de relegar a De Jong al banquillo si el futbolista no recupera rápidamente su nivel. Si apuesta realmente por la ‘meritocracia’, el entrenador no tendrá dudas. Otra cosa es cómo gestionará la suplencia de un futbolista incorporado a golpe de talonario… que el próximo verano podría estar en el mercado para poder financiar el superfichaje de Haaland.