Alexia y Jennifer Hermosos representaron al Barça en el The Best de la FIFA

Vivir a la sombra de Alexia

OPINIÓN

Danae Boronat

@danaeboronat

“Lo mejor está llegando, pero aún queda mucho por hacer. Orgullosa” le decía Jennifer Hermoso a Alexia Putellas en un post de Instagram el lunes después de que la catalana se hiciera con el trofeo The Best con 52 votos. La madrileña recibió 33 quedando tercera en el pódium por detrás de la goleadora australiana Sam Kerr (38 votos). El año pasado, Hermoso ya fue una de las candidatas al The Best, por primera vez una jugadora española optaba al reconocimiento de la FIFA después de protagonizar un 2020 estelar hasta el fin abrupto de la liga por el covid y tras la reanudación de la competición convirtiéndose en la máxima goleadora histórica del FC Barcelona.

Jenni, como le gusta que le llamen, terminó 2021 como la máxima goleadora a nivel mundial en año natural con un total de 51 goles que sólo superó Lewandowski con 69. Anotó más goles que los Mbappé (51), Haaland (49), Ronaldo y Benzema (47) o Messi (43) pese a la lesión en el tobillo que la tuvo dos meses sin jugar. 5 veces pichichi, balón de plata en 2021 y el palmarés más importante de una futbolista española con Champions League, 6 ligas, 4 Copas de la Reina y junto a Vero Boquete la única que ha marcado en una Eurocopa y un Mundial con la Selección.Aún así, su futuro en Barcelona está en el aire y su renovación se está alargando más de lo que cabía esperar.

A sus 31 años, Jenni disfruta de un momento en el fútbol femenino inimaginable cuando empezó. Es la jugadora que mejor ejemplifica la evolución de este deporte en España. De un deporte totalmente amateur e invisible a sentarse en el mismo teatro que los mejores del mundo.Igual que le sucedió a otros grandes como Iniesta, Xavi, Villa o Luis Suárez con Leo Messi, Jenni sufre el efecto Alexia. La figura de la de Mollet ha emergido con tanta fuerza que, en parte, ha eclipsado el rendimiento de la de Carabanchel que acumula cuatro temporadas a un nivel sostenido elevadísimo. Líder en el campo y en el vestuario, pieza básica en el buen rollo del grupo. El triplete azulgrana no se entiende sin la aportación de ambas igual que la consecución de los octavos de final del Mundial de 2019.

Es evidente, por las constantes muestras de admiración, que para ella no se trata de vivir a la sombra de su compañera si no de aprovecharse del fútbol que tiene en sus botas y en su mente. Se retroalimentan. Y tienen grandes planes en común. La ambición y ganas de superarse que las caracteriza hace que tengan entre ceja y ceja convertir este Barça en un equipo hegemónico y situar a la Selección española en el primer plano mundial este próximo verano.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil