Vilanova desinfla el globo Valdés

Vilanova desinfla el globo Valdés

J.Mª Casanovas

Editor de SPORT

AQUÍ NO PASA NADA. Que nadie quiera ver una polémica donde no la hay. Cuesta mucho entender que un titular del Barça quiera cambiar de club¿ para conocer nuevas culturas. Víctor Valdés lo que quiere, lo que busca, lo que persigue dejándose querer, es una renovación que le asegure para siempre su futuro en el Camp Nou y le sitúe en el ranking de los mejor pagados¿ naturalmente Messi aparte. Lo único que ha sorprendido es la estrategia utilizada, poner el altavoz antes de sentarse a la mesa a negociar. Ahora las cartas están marcadas. Zubizarreta lo sabe y está tranquilo. Vilanova, que de este tema sabe más que nadie ya que ha hablado cara a cara con el portero, adelantó acontecimientos en la rueda de prensa: “Valdés se quiere quedar y nosotros queremos que se quede”. Mejor no se puede decir. El globo de la polémica hinchado artificialmente desde Madrid se desinfla. Valdés no es tonto, sabe perfectamente que en ningún otro club va a ganar tantos títulos como aquí. Ser el guardameta del mejor Barça de la historia es lo máximo a lo que puede aspirar deportivamente. Seguir viviendo en una casa de cine frente al mar, es otro privilegio. Y en la cuestión económica, que nadie lo dude, habrá renovación claramente al alza. En cuanto a su deseo manifestado de conocer nuevas culturas, que no se preocupe, como reconoció ayer el propio Tito, tiempo tendrá cuando se retire pasados los 38 años...

TRANQUILO VÍCTOR, TRANQUILO. Si se fuera ahora por dinero, sería un desagradecido, un egoísta. El Barça se lo ha dado todo pero también es verdad que él ha devuelto mucho. No hay mejor portero para el Barça que Valdés. Por su estilo de juego y su temperamento. No es fácil triunfar en un equipo que juega con una defensa tan adelantada, que deja muchos espacios a la espalda de Piqué y Puyol. El juego con el pie de Víctor es muy importante, su eficacia en las salidas uno contra uno marca diferencias. Ni Casillas podría hacer de Valdés. Hace muchos años que ningún jugador de la cantera titular del primer equipo se va por voluntad propia. Valdés no será la excepción. Eso sí, mejor que lo arreglen pronto que tarde, antes que su representante, de mentalidad madrileña, Ginés Carvajal, el mismo que asesora a Raúl, se ponga nervioso. Allí están acostumbrados a presionar al club con declaraciones y campañas orquestadas. Aquí las cosas se hacen de otra manera, con discreción y silencio. Las renovaciones de Leo, Xavi y Puyol son un buen ejemplo.