Vestir a un santo para desvestir a otro

Vestir a un santo para desvestir a otro

Ferran Correas
Frenkie de Jong, en un lance del Barça - Mallorca
Frenkie de Jong, en un lance del Barça - Mallorca | David Ramírez

Tras los éxitos del Real Madrid, el Barça deberá acelerar y para poder fichar quizá tenga que sacrificar alguna pieza

Muchas miradas están puestas en De Jong. Desprenderse de uno de los mejores interiores europeos podría ser un error

Corren malos tiempos para el barcelonismo. Mientras el Real Madrid presume de título de Liga y se prepara ya para la final de la Champions del 28 de mayo tras otra remontada inexplicable contra el Manchester City, el Barça lucha por ganar la ‘otra’ Liga, la del segundo clasificado que le permita jugar el curso que viene la Supercopa española además de la Liga de Campeones.

Y por si fuera poco, pronto empezarán a anunciarse fichajes para la próxima temporada y Florentino Pérez podrá presentar al francés Kylian Mbappé, un futbolista que además llegará gratis y que está llamado a dominar el fútbol europeo en los próximos años.

El Barça y el Real Madrid son vasos comunicantes. Lo que pasa en un club afecta al otro. Así que la euforia blanca posiblemente haga que se reaccione desde el palco del Camp Nou, que obligue a la junta directiva que lidera Joan Laporta a acelerar de alguna manera la recuperación de un equipo que fue capaz de golear al todopoderoso Real Madrid en el Santiago Bernabéu, pero que ha demostrado en las últimas semanas que todavía le faltan dar unos cuantos pasos para poder luchar por los títulos.

Y esa aceleración posiblemente pase por reforzar la plantilla más de lo esperado. O antes de lo planificado. Pero claro, el Barça lucha contra el agujero económico del pasado y con un fair play negativo, en estos momentos, de -144 millones de euros. Así que para reforzarse, parece que habrá que sacrificar alguna pieza importante.

Y aquí aparece el nombre de Frenkie de Jong. El neerlandés no está en el mercado, pero admiten en el Barça que si llega una oferta que ronde los 70 millones de euros, se estudiará y posiblemente será traspasado.

UN ERROR

Parece un error. Para reforzarte, te debilitas primero. Es cierto que el neerlandés no ha ofrecido el rendimiento que se esperaba de él desde que llegó procedente del Ajax en el 2019 por 75 millones de euros más once en variables, que en pocos partidos se ha visto aquel jugador que maravillaba en el equipo de Amsterdam, pero también lo es que le ha tocado jugar en un Barça en caída libre, en descomposición, que desde la llegada de Xavi trata de cambiar la dinámica y volver a mirar hacia arriba. Y para volver a ser el de antes, lo mejor es que el equipo cuente con los mejores futbolistas. Y Frenkie de Jong está entre los mejores centrocampistas europeos. Su entrenador lo tiene claro. Xavi ha dicho muchas veces que no hay centrocampistas como él y que debe ser importante en el Barça del futuro. Así que desprenderse de él sería un error. Ya saben aquello de vestir a un santo para desvestir a otro. Pues eso.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil