Sport.es Menú
Valverde se despedirá de sus jugadores esta mañana

A Valverde le faltaba lo más importante

OPINIÓN

Bojan Krkic

@BoKrkic

Ernesto Valverde ha ganado LaLiga dos veces, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Ha llegado a cuartos de final y a semifinales de la Champions, además de disputar otra final de Copa que perdió ante el Valencia. En definitiva, siempre ha llegado hasta el final con opciones de ganarlo todo. Su palmarés no está nada mal después de dos temporadas y media en el Camp Nou. Con estos números, parece poco comprensible que haya sido destituido. Sin embargo, esto es el Barça y a Valverde le ha faltado lo más importante: entender el fútbol exactamente como debe ser entendido en este club.

En el Barça la exigencia es máxima y no solo a nivel de títulos. La gente quiere disfrutar del equipo, al que pide jugar bien, sin apartarse de la filosofía que nunca debería abandonar: ese fútbol ofensivo basado en la posesión y en el control del partido a través del balón. No es necesario profundizar en ello porque todo el mundo sabe qué estilo caracteriza a los blaugranas. Y es obvio que la idea de Valverde no ha encajado al cien por cien en el Camp Nou. Si a ello sumamos los dos golpes encajados ante Roma y Liverpool y la pérdida de confianza que poco a poco se fue instalando a su alrededor, el desenlace, tarde o temprano, estaba escrito. 

Otro tema muy distinto es el reparto de responsabilidades. ¿Es Valverde culpable de ver el fútbol como lo ve? Evidentemente, no. Cuando firmas a un técnico, debes saber exactamente a quién estás fichando y si encajará como un guante en la mentalidad futbolística del club o no. Massimiliano Allegri es un grandísimo entrenador, pero por identidad no sería el más idóneo para entrenar al Barça. Como tampoco lo serían Mourinho o Conte. Otros grandes estrategas, pero cuya filosofía de juego no cuadra con la idiosincrasia blaugrana. Ser campeón de la Premier o del Scudetto no es mérito suficiente para entrenar en clubs como el Barça o, por ejemplo,  en el Ajax.

Por esa misma razón alguien como Quique Setién, pese a que no ha dirigido ningún equipo de los considerados grandes y tampoco ha ganado ningún título, tiene las puertas abiertas del Camp Nou. Tengo muchas ganas de ver cómo juega su equipo. Es un técnico que ha apostado siempre por un fútbol muy ofensivo, incluso en clubs con menos recursos de los que tendrá en el Barça. De hecho, su mentalidad futbolística da la sensación de encajar mejor en una entidad como la blaugrana que en sus anteriores etapas como entrenador, estando al frente de clubs, en algún caso, acostumbrados a luchar por no descender de categoría. Aquí contará con una estructura sólida pensada y creada desde hace años para jugar exactamente de la manera a la que Quique Setién quiere jugar.

A Los Ángeles para el ‘Media Day’ de la MLS

La MLS celebra cada año, antes de empezar la temporada, un ‘Media Day’ al que un futbolista de cada equipo acude para someterse a una sesión de foto y vídeo para promocionar la competición. Tengo la suerte de haber sido elegido para representar al Montreal Impact y hoy estaré en Los Ángeles con ese objetivo. 

Límite necesario al mercadeo de cesiones

Lo hablábamos en artículos anteriores: las cesiones suelen ser operaciones poco recomendables para los jugadores, todo lo contrario que para clubs y representantes. La FIFA ha decidido regular estos préstamos y reducirá, a partir del próximo 1 de julio, a ocho (entre salidas y entradas) por club estos movimientos. A partir de la temporada 2022-23 solo se podrán cerrar seis cesiones. Me parece una gran noticia porque pone punto final a un mercadeo interesado que solo tiene en cuenta el negocio económico y acostumbra a dejar de lado los intereses deportivos de los futbolistas implicados en el intercambio de cromos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil