Tots units fem força

Tots units fem força

Bojan Krkic
Font y Freixa levantaron las manos a Laporta
Font y Freixa levantaron las manos a Laporta | FCB

Da la sensación de que en el Barça ha entrado aire fresco. Las ventanas se han abierto y se respira optimismo. Suele pasar cuando un nuevo presidente llega al club después de ganar unas elecciones y haciéndolo sin fisuras, con unos resultados que no permiten segundas lecturas. Obviamente, la figura de Joan Laporta también suma. Diría que mucho.

Lo primero que hizo es empezar a motivar a quienes mantienen a día de hoy las riendas del proyecto deportivo. Lo hizo con su carisma habitual en una visita a la Ciutat Esportiva. Se dejó ver por el entrenamiento de la primera plantilla, pero también animó al equipo femenino, a los jugadores de baloncesto y a los del filial, para quien ya tiene planificado que tengan su propio presidente, demostrando que piensa en cada detalle para que todos sientan que son importantes en el proyecto. Laporta es lo que esperábamos desde hacía tiempo, tener un presidente que ofrezca estabilidad desde un organigrama planificado con el que el club esté cómodo y protegido. Sin estructura es difícil funcionar. Veo un aire limpio e ilusionante y no aprecio grietas. De hecho, la imagen de la noche electoral fue la de los tres candidatos abrazados y celebrando que el Barça ya tiene nuevo presidente. Me gustó mucho que cada uno de ellos luchara por lo suyo en los debates, pero mucho más me convenció la actitud de Víctor Font y Toni Freixa felicitando a Joan Laporta y poniéndose a su disposición por el bien del Barça. Eso es exactamente lo que hoy necesita el club porque la situación, pese a esta brisa agradable que recorre la entidad, sigue siendo complicada a nivel económico.

Eso es, precisamente, lo primero que deberá hacer el nuevo presidente: ver cómo está realmente la caja para poder tomar decisiones trascendentales de cara al futuro. Una de ellas, el futuro de Messi. El paso que dé Leo afectará al Barça de una manera u otra y ello no depende exclusivamente del club, así que hay que estar preparados para cualquiera de las opciones. Lo que sí está en manos del Barça es volver a potenciar, de forma efectiva, el fútbol base. A nivel de jugadores, de entrenadores, de sus responsables, de la estructura, también en la captación... También es decisión del club elegir entrenador. Apuesten por el que apuesten, debe tener la absoluta confianza de quienes mandan y no sentirse interino. Ya sea Koeman u otro. ‘Tots units fem força’, reza nuestro himno. Solo así reverdeceremos viejos laureles.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil