Ronald Koeman, entrenador del FC Barcelona con contrato hasta junio de 2022

Un título es posible y no es un sueño

OPINIÓN

Albert Masnou

El escenario puede parecer apocalíptico para el Barcelona, porque la crisis institucional se junta con los problemas económicos y una temporada que va camino de acabarse en blanco cuando estamos aún en febrero. Sin embargo, hay motivos para pensar que todavía hay mucha tela que cortar. No bajar los brazos es una característica de los campeones y el Barça todavía no ha perdido el alma. En la Champions la cosa está complicada. Lo vemos más difícil desde Barcelona que fácil desde París, donde aún escuece el 6-1. Temen otro susto. En la Copa hay que remontar un 2-0 con el Sevilla, equipo que está en forma y no ha encajado un gol en la competición. No obstante, ¿quién dice que no es posible? ¿Por qué no empezar marcando un gol y después pensar en lo que hoy parece imposible? Veremos. Quedan 90 minutos. Y luego está la Liga.

El líder ha dejado escapar cuatro de los últimos nueve puntos, casi la mitad, rebajando así el espectacular promedio que llevaba y convirtiéndose en batible tras completar una primera vuelta espectacular. No lo duden, el Atlético seguirá pinchando y el Barça y el Madrid tendrán sus oportunidades para entrar en la batalla por la Liga. El equipo de Koeman solo precisa no pinchar mucho, coger una racha importante como la de ahora y mantener la tensión. No dejarse ir en los 16 partidos que le restan es decisivo para subirse al tren de la competición. Tendrá sus oportunidades. Y recordemos que siempre es mejor llegar desde atrás que hacerlo con ventaja y ver cómo se va perdiendo el margen. El Barça tiene la oportunidad para seguir creyendo aunque hoy aparezcan nubarrones en escena. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil