Rexach aprobaría la venta de Luis Suárez

Suarez, un final como se merece

OPINIÓN

Albert Masnou

El 2-8 contra el Bayern va a dejar una profunda herida en el seno del vestuario del Barcelona. Nada va a ser igual. Es el final a una manera de funcionar que le ha dado muchos éxitos al club. Es el final también a una jerarquía de jugadores que hablan asumido más y más galones a medida que levantaban títulos. Sin embargo, el ridículo en Liverpool y, sobre todo, la humillación en Lisboa supone el punto y final. Es el empezar de nuevo.

Varios jugadores de peso saldrán, incluso, puede que alguno de los que han hecho historia como Luis Suárez. Es el tercer máximo goleador histórico de la entidad y ahora perece vivir sus últimos días como azulgrana, el club con el que soñaba de adolescente. Bartomeu le fichó contra la opinión de la secretaría técnica que prefería alguno que estaba en el Valencia o a la del vestuario que abogaba por uno del City.

Bartomeu hizo oídos sordos, negoció personalmente su incorporación y el fichaje que acabó siendo un éxito en mayúsculas. El Barça se portó bien con Luis por mantener su apuesta pese a la sanción post mundial. Y Suárez respondió con creces. Hemos disfrutado mucho con un jugador que se ha hartado de meter goles (algunos tan bellos que firmaría el propio Messi) y que ha formado una sociedad mágica con Leo.

Hoy, en momento de cambios, se le ha señalado pero él no es el culpable de la derrota a manos del Bayern. No es el único culpable. Están también sus compañeros, entrenadores y directivos porque el K.O. de Lisboa fue un correctivo para todos. De hecho, Suárez protagonizó la única alegría que el Barça dio en el estadio Da Luz, acabando así también con un maleficio en campo contrario en la Champions al marcar un golazo.

Puede ser el final de Suárez en el Barça pero, pese a estar de baja cuatro meses, es el jugador número 21 que más goles y asistencias (21+11) suma esta temporada en toda Europa. Habrá que encontrar a un sustituto pero este deberá rendir mejor que Luis, una misión que no será fácil. Quizás es el momento de salir y estas situaciones no siempre son fáciles. Las dos partes tienen que aportar su grano de areno para que el adiós de Luis sea como el de Puyol Iniesta Xavi.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil