Sport.es Menú
El Barça no resuelve en el partido de ida

Sólo la final se juega a un partido

OPINIÓN

Ivan San Antonio

@sanantheone

El Barça ha superado veinticuatro eliminatorias de Copa de forma consecutiva. El dato no necesita adjetivos convertidos en cebos que obliguen a morder a quienes mueven el dedo sobre la superficie de su móvil. Es impresionante por sí solo. Esta temporada, Cultural Leonesa, Levante, Sevilla y Real Madrid han caído a doble partido ante los blaugrana en el torneo que debería llevar el nombre de Leo Messi si las palabras fueran fieles a su significado.

En la Champions, el Olympique de Lyon ha sido la última víctima de un equipo que se está especializando en barrer a su rival a partido único. Los datos son una materia moldeable como el algodón, pero tienen una particularidad: se nutren de números. Y los números no admiten interpretaciones. El Barça, sin tener en cuenta a la Cultural Leonesa, ha disputado cuatro eliminatorias que ha superado gracias a su solvencia en el segundo partido. 

La estadística en la ida dice que los blaugrana han perdido dos partidos (Levante, 2-1 y Sevilla, 2-0) y empatado otros dos (Olympique de Lyon, 0-0 y Real Madrid, 1-1). El vaso medio lleno dice que el equipo de Valverde va sobrado y que solo necesita uno de los dos partidos para ir tirando, mientras que el vaso medio vacío dice que juega con fuego. Las interpretaciones corren a cargo de cada uno. 

Lo que es absolutamente irrebatible es la capacidad que tiene el equipo de arrollar a sus rivales cuando lo necesita. Lo ha hecho, goleando, ante esos mismos con los que, en la ida, perdió o empató. Y, llegados a este punto, es inevitable preguntarse por qué un mismo equipo se complica la vida en los partidos de ida y los resuelve sin despeinarse en la vuelta. ¿No sería más práctico y funcional atropellar tanto en la ida como en la vuelta? 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil