Sin títulos, sin entrenador, sin fichajes y sin renovar...

OPINIÓN

COMPARACIONES. Florentino Pérez se quejaba la pasada semana de que la prensa de Madrid ayudaba menos a su club que la catalana al Barça. Digo yo que en este caso concreto, el problema no será la prensa. Si esta temporada el Barça no hubiera logrado ningún título importante, el entrenador hubiera salido por la puerta trasera y todavía no se conociera el sustituto, los nuevos fichajes fueran una incógnita, la estrella del equipo siguiera sin renovar y el crack del futuro se hubiera ido al Madrid, Rosell ya estaría subido en un globo y sin destino definido. El Barça tiene el reto de reforzar un equipo que estaba tocando fondo pero cierra un año complicado con el éxito de conquistar la Liga. De momento, estaremos de acuerdo en que la incorporación de Neymar mejora sustancialmente el ataque del equipo y que con un par de fichajes más seguirán siendo competitivos. Es cierto que a final de temporada se abrieron muchas dudas pero hay tiempo para subsanar los errores. Aun así, aquí hay espacio para la crítica y para que el expresidente Joan Laporta amenace con volver a presentarse a las próximas elecciones de aquí a tres años. En Madrid nada de eso. Tras terminar la temporada en blanco, Florentino convoca elecciones y no se presenta nadie. Será por los estatutos o por lo que sea, el presidente del Madrid seguirá haciendo y deshaciendo a su manera sin que nadie pueda impedirlo. ¡Ay! Qué diferente es el entorno del Barça y del Madrid. Aquí, cuando se gana el éxito es de los jugadores pero cuando se pierde, recibe todo el mundo.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil