Sin noticias de Messi

OPINIÓN

Informábamos el sábado pasado en este mismo espacio de la oferta del Barcelona a su máxima estrella, Leo Messi, que generosamente definíamos como ‘desconcertante’. Recordemos que en términos globales el crack argentino iba a cobrar menos dinero del que percibe actualmente, ya que la oferta de mejora del club, curiosamente, no la mejora. Ante el asombro general, Jorge Messi se fue a Argentina y espera, como siempre con extraordinaria generosidad, el cambio de estrategia del Barça. Mientras tanto, el presidente Josep Maria Bartomeu ha hablado esta semana en diferentes medios. En el informativo de TV3, por ejemplo, dejó claro que ahora es momento de centrarse en la competición y prometió tras tres preguntas de los presentadores que no vendería al jugador. ¿Seguro que no es momento de cerrar algo que incomoda a Messi? ¿No es prioritaria cualquier situación que se refiere a la relación de futuro Barça-jugador? ¿Es que Bartomeu se reúne directamente con el jugador y, por tanto, lo despista de su actividad futbolística? No, ¿verdad?. Luego hay tiempo y espacio para todo, para que la negociación continúe y para que el '10' juegue tranquilo sabiendo que todo va por el buen camino. De eso se llama predisposición al éxito. La noticia es que el Barcelona aún no ha recibido una respuesta ante la oferta presentada y que, a pesar de que no va a tardar a llegar, en el club hay temor a lo que van a recibir. ¿Una locura? No, lo normal del mejor jugador del mundo y lo consecuente con lo hablado hasta la fecha en que sorprendentemente el Barça se descolgó con la citada oferta de marras.

En este sentido, Messi debe pasar a ser el jugador mejor pagado con la obligación de rendir al 200% para alcanzar el éxito colectivo y como consecuencia de ello ganar también todas las variables marcadas. El jugador acepta el reto pero, visto lo visto y ante las dudas sobre los verdaderos motivos de la oferta presentada por el club, no sería de extrañar un cambio en la actitud de la negociación, menos abiertos a la concesión de determinadas demandas de la Junta sobre pagos diferidos en el tiempo o, por ejemplo, sobre cuestiones publicitarias. ¿Qué gana la Junta Directiva del Barça tensando esta cuerda? ¿Tiene sentido? ¿O es que el jugador no ha dado siempre muestras de su compromiso con el Club? ¿O, directamente, debemos ver fantasmas? Por el bien del Barcelona esperemos que la foto de la mejora del contrato llegue pronto y sin más conflictos de los que ya vive este Barça en estado de ebullición permanente.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil