Seis delanteros top para Xavi

Seis delanteros top para Xavi

Albert Masnou

Subdirector de SPORT

Lewandowski - Bayern
| SPORT

La plantilla se empieza a vislumbrar para Xavi Hernández. A falta de muchas decisiones, algunas trascendentes y otras no, el técnico ya ve cómo será el Barça del futuro, con el que abordará la reconquista.

Decíamos que hay casos importantes de definir, como la salida de Frenkie de Jong o la de Memphis Depay (jugadores susceptibles de un buen traspaso) o casos menores como los de Mingueza, Riqui, Neto, Umtiti o Braithwaite por los que el club piensa sacar poco dinero por sus ventas.

UN ATAQUE DE ALTOS VUELOS

Tiene claro Xavi que va a tener una delantera potente con la renovación de Dembélé, el fichaje de Raphinha, la continuidad de Ferran y Fati y el interés que espera que se concrete por Lewandowski. ¿Quizás demasiado? ¿Complicado de gestionar tantos egos? Es el riesgo de fichar de una tacada a dos jugadores parecidos (Dembélé y Raphinha) cuando lo más sensato, quizás, hubiera sido renovar al francés y gastarse los muchos millones que vale el brasileño con un central de garantías, o invertirlo en la contratación de Lewandowski, que realmente lo necesitas ante la falta de gol que padece este equipo.

La apuesta de Joan Laporta ha sido la de poner toda la carne en el asador y contratar a Raphinha, que hoy será presentado. ¿Quién será titular de todos estos jugadores? ¿Cómo distribuirá los minutos Xavi? ¿Qué papel tiene reservado para cada uno? ¿Quiénes serán sus primeras apuestas y sus segundas? Son una serie de dudas que se irán resolviendo con el paso de los partidos.

Es cierto que la temporada es larga y contar con tanto talento es una bendición aunque también puede acabar siendo un problema para el entrenador. El caso es que pocos de ellos están acostumbrados a asumir un papel secundario.

Ferran era titular en Valencia y no lo fue tanto en el City. Dembélé acostumbra a serlo, al igual que Raphinha. De Lewandowski ni se duda y el caso de Fati es delicado pues se pretende que viva una temporada tranquila, sin mucha presión, para que se olvide de las lesiones y vaya recuperando el feeling con el gol que no habrá perdido. En este sentido, con el canterano habrá paciencia para que vaya entrando en el equipo y vuelva a ser el de antes. Mientras tanto, otros deberán tirar del carro.