Sport.es Menú
La cola de vaca de Romario

Romario: "Si voy al Valencia tiene que ser con Minguella"

OPINIÓN

Josep M. Minguella

Romario dejó el Barça para volver al Flamengo y actualmente se dedica al mundo de la política. Es senador y está muy centrado en denunciar la corrupción en Brasil, sobre todo del fútbol. Le tengo mucho aprecio y mantengo el contacto, aunque es más difícil hablar con él desde que está metido en este nuevo mundo. Romario es un luchador nato y busca mejorar la situación en su país.

Antes de todo esto, cuando acababa de marcharse del Barça recibí una llamada de Paco Roig y me dice: “Che, hay un chico que quiere hablar contigo”. De acuerdo y me pone... con Romario. Me quedo sorprendido y me explica que le ha visitado el presidente del Valencia porque quiere ficharlo. La respuesta de Romario me impactó: “Le he dicho que si tengo que ir a España, debe hablar con Minguella”. La satisfacción personal de escuchar a un jugador de la categoría de Romario solicitando mi ayuda fue algo impresionante.

Paco Roig era un admirador de Romario desde una eliminatoria entre el PSV y el Valencia. Les hizo un lío impresionante y Roig, desde ese momento se quedó con el nombre de este fenómeno. Una vez que salió del Barça, Roig no dudó y lo fue a buscar. En este contexto, me quedo con su alto grado de fidelidad. Romario quería hablar con Minguella y esto me dio mucha satisfacción. Fuimos a Valencia, estaba Luis Aragonés de entrenador, tuvo una actuación más o menos acorde a cómo estaba el equipo, pero yo me quedo con el detalle de la llamada. Algo que demuestra que no es tan frívolo como algunos lo pintan.

Tengo que reconocer que no tenía firmado ningún contrato con él. No poseía ningún derecho ni nada parecido. Podía firmar por el Valencia tranquilamente sin mi intervención y no pasaba nada. Pero tuvo ese detalle muy bueno. Actualmente, siempre le agradezco el gesto cuando tengo la oportunidad de verlo. No resulta sencillo porque está poco tiempo en Río de Janeiro. Sus obligaciones con la política le llevan a estar muchos días en la capital, Brasilia. Va de un sitio a otro y es una persona con la que resulta difícil contactar. Su cargo lo tiene realmente ocupado.
Romario es uno de los jugadores con una personalidad más marcada que he conocido en el mundo del fútbol. Es muy singular, pero no deja de lado a la gente que ha estado a su lado en algún momento de su carrera. Es lo que ha pasado conmigo y solo puedo tener palabras de agradecimiento por lo que me ha transmitido.

 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil