Riqui Puig debe buscar una solución

OPINIÓN

Con Xavi, tampoco. Tanto los más fervientes admiradores de Riqui Puig, como el propio jugador y su entorno estaban convencidos de que con la llegada del técnico de Terrassa al banquillo del Camp Nou, la situación del centrocampista de Matadepera cambiaría.

Que acabaría con el ostracismo al que le había relegado un Ronald Koeman que en su día ya avisó al jugador, recomendándole que buscase una cesión y advirtiéndole que, si se quedaba, iba a jugar poco. Pero llegó Xavi y Riqui Puig sigue sin tener protagonismo en el equipo, superado por los dos jóvenes y nuevos valores de la cantera, Nico y Gavi. En los nueve partidos de liga que ha dirigido Xavi al Barça, Riqui Puig solo ha tenido minutos en cuatro de ellos. Solo ha sido titular en dos y solo ha completado los 90 minutos en uno, en Mallorca, partido en el que el equipo acumulaba multitud de bajas por lesiones, sanciones y el Covid. Ese día, inició, con un buen cambio de juego, la jugada del único gol del partido, obra de Luuk de Jong. En la Champions, solo 17 minutos contra el Bayern cuando el Barça ya estaba eliminado. En la Copa del Rey, media parte como titular contra el Linares y siendo uno de los jugadores sacrificados por Xavi en el descanso para remontar y debido a su bajo rendimiento. Y en la Supercopa, ni un minuto a pesar de que el partido contra el Real Madrid fue a la prórroga. De hecho, Riqui no ha vuelto a jugar desde aquella actuación en Linares. Lleva cuatro partidos seguidos sin acumular minutos. Así es que su situación parece no haber cambiado mucho con Xavi respecto a la que tenía con Koeman. Con el neerlandés, esta temporada, había participado en cuatro partidos, todos ellos saliendo desde el banquillo. El curso pasado acumuló solo 581 minutos, con únicamente dos titularidades en el campeonato liguero.

SOLO SETIÉN

Pero es que la poca presencia de Riqui en los onces del Barça ya viene de tiempo atrás, desde que empezó a sacar la cabeza en el primer equipo tras destacar en el filial y en las categorías inferiores del club. Porque a Ernesto Valverde ya se le discutía que no contase más con el de Matadepera, siendo su relevo, Quique Setién, el técnico que más ha creído en él y que más minutos le dio.

Pero se fue Setién, llegó Koeman y después Xavi y con ninguno de los dos ha podido confirmar todo lo que había apuntado en las categorías inferiores. Así es que si con Xavi, que era la gran esperanza del jugador y sus seguidores, no ha logrado cambiar su situación, lo mejor, y a pesar de que el presidente Joan Laporta es uno de sus admiradores, sería que acabase buscando una solución en forma de salida el próximo verano, buscando en otro equipo los minutos que en el Barça no puede tener. Además, acaba contrato en el 2023.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil