Sport.es Menú
Setién sufrió la primera derrota con el Barça en Mestalla

Quique Setién se da un baño de realidad

OPINIÓN

Ernest Folch

@ErnestFolch

El Barça de Setién perdió su primer partido, pero el Barça de esta temporada sumó una catástrofe más a su extenso currículum de siniestros: suma solo 43 puntos tras 21 jornadas, el peor registro desde el 2006 y ha recibido 25 goles, una cifra que no se veía desde el 2004.

Lo cierto es que Setién hizo una apuesta muy similar a la de sus primeros dos partidos, pero una vez más priorizó la ideología a cualquier otra consideración, y se dio de bruces contra la realidad. Y la realidad es que hoy el Barça no tiene la plantilla para jugar a lo que quiere Setién: en un sistema de tres centrales es un suicidio jugar con Sergi Roberto como uno de ellos y bloqueado, el medio campo de toque Busquets-Arthur De Jong no encuentra ninguna profundidad y delante Messi está exactamente igual de solo de lo que estaba con Valverde, pero sin un ‘9’ que lo oxigene debidamente.

Ayer Setién perdió una hora de partido hasta que dio entrada a Arturo Vidal y al menos el equipo salió durante unos minutos de la UCI: el chileno activó al equipo y fue el único que conectó con Messi. Las cosas que tiene el fútbol: un jugador ‘impuro’ como Vidal fue precisamente el que más acercó ayer al Barça a su estilo.

Antes de la entrada de Arturo, los blaugrana jugaban a balonmano, después de su entrada al menos jugaron a fútbol. Pero era ya muy tarde: el equipo se hundió con sus propios desajustes defensivos, víctima de una defensa desconcertada, en la que además un Umtiti inseguro y perdido ha sustituido a Lenglet como titular sin que se sepa muy bien por qué. Es obligado tener paciencia con Setién, y sería una injusticia culparle ahora de muchos males que viene de muy lejos, algunos incluso se remontan más allá de la ‘era Valverde’. Sin embargo, dar tiempo a Setién no es incompatible con advertirle que ayer leyó muy mal el partido, y que deberá aprender rápidamente de sus errores si no quiere que este monstruo llamado Barça lo devore a las primeras de cambio. 

LA DEBACLE ACELERARÁ EL FICHAJE DE UN ‘9’

Es ley de vida, del fútbol y del Barça: la derrota de Mestalla acelerará inevitablemente el fichaje de un ‘9’. Efectivamente se evidenció otra vez que sin Luis Suárez el equipo está cojo y Messi tiene que hacer definitivamente de todo. Lo que sucede es que ir a fichar un delantero centro cuando este fue uno de los argumentos para contratar a Griezmann por 120 millones y cuando el día antes se le comunica a Carles Pérez que no continuará es cuanto menos inexplicable.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil