Quince días para cerrar la plantilla perfecta

Quince días para cerrar la plantilla perfecta

Lluís Mascaró
Marcos Alonso vendrá
Marcos Alonso vendrá | sport

Quedan 15 días para el cierre del mercado y el Barça todavía tiene muchas ‘carpetas’ abiertas. En el capítulo de fichajes, el club blaugrana pretende hacer tres incorporaciones más: dos laterales (Marcos Alonso podría hacerse oficial esta misma semana y Meunier es la alternativa para la banda derecha) y un centrocampista (Bernardo Silva). Y en el apartado de salidas, aún quedan pendientes de resolver los casos de Dest, Umtiti, Memphis, Braithwaite y, sobre todo, De Jong. Además de las rebajas salariales de Piqué y Sergio Busquets. Mucho trabajo en apenas dos semanas.

El verano más intenso de la historia reciente del club blaugrana debe servir para culminar la transformación total de la plantilla. Xavi le pidió a Laporta una revolución radical en el vestuario para poder construir un equipo campeón. El presidente ha invertido, de momento, más de 150 millones de euros para cumplir las exigencias del técnico. Y se ha visto obligado a activar cuatro palancas financieras para resucitar económicamente la entidad. El Barça está en el buen camino para hacer realidad la resurrección. Pero falta el esfuerzo final para que el entrenador tenga todo, absolutamente todo, lo que ha pedido.

Tras la decepción que supuso el debut en la Liga ante el Rayo, estos últimos movimientos se antojan indispensables para culminar la metamorfosis de la plantilla. En el encuentro frente a los madrileños se vieron claras las carencias del conjunto blaugrana en los laterales. Y también la necesidad de aportar talento en el centro del campo para complementar a Pedri. Y esas son las prioridades antes del 31 de agosto.

Todo el gran trabajo realizado en el último mes y medio ha puesto otra vez al Barça en primera línea futbolística y mediática. Nadie puede cuestionar el gran esfuerzo realizado por Laporta para conseguir que los culés recuperen la ilusión. Está claro que lo ha conseguido. El entusiasmo generado no puede verse afectado por el 0-0 ante el Rayo. El mal resultado debe ser un impulso que dé la energía para culminar los deberes pendientes.

No va a ser fácil. Pero el presidente se ha empeñado en hacer la mejor plantilla posible. Y cuenta con la inestimable colaboración de Mateu Alemany, el mejor negociador que existe, para conseguirlo. El objetivo está claro: que Xavi tenga un equipo competitivo para luchar por todos los títulos. Quedan 15 días para hacerlo realidad.