Abel Ruiz, en un entrenamiento del primer equipo

¿Y por qué no apostar por Abel Ruiz?

OPINIÓN

Bojan Krkic

@BoKrkic

La lesión de Luis Suárez supone un grave problema para el Barça. Es en la segunda mitad de la temporada cuando se deciden todos los títulos y la exigencia es máxima y Quique Setién deberá afrontarla sin su gran referente ofensivo, más allá de Leo Messi. Ante una situación así solo caben dos escenarios:acudir al mercado o tirar con lo que tienes. Mi opinión es que, antes que jugársela con una operación siempre arriesgada, es preferible mirar qué alternativas hay en casa para cubrir la ausencia del delantero uruguayo.

Hemos hablado en anteriores semanas de las dudas que genera el mes de enero a la hora de reforzar una plantilla. En este caso las incógnitas son incluso mayores porque la posición a cubrir es muy delicada. Suárez es uno de los mejores delanteros del mundo y es obvio que, en este momento, existen pocas alternativas de su nivel y la inversión económica sería muy importante. Además, los clubs te esperan porque saben de tu necesidad y apretarán para obtener el máximo beneficio posible.

Si, pese a todo, el club entiende que la mejor opción es incorporar a un nuevo delantero, hay que analizar muy bien si encaja mejor una cesión o un traspaso. Esa sería la primer gran decisión y yo me decanto más por lo segundo porque no se me ocurre la forma de convencer a un futbolista ‘top’ para que venga solo por cinco meses. Existen cesiones con opción de compra, pero no deja de ser, en muchos casos, un traspaso programado, casi encubierto si se trata de una compra obligatoria. Pero los grandes futbolistas no suelen moverse a media temporada y, aunque así fuera, cualquiera necesitaría un tiempo de adaptación, sobre todo si viene de fuera. Algo menos traumática sería la llegada de un jugador de LaLiga. 

En ese caso, Rodrigo sí me parece interesante. Es joven, juega con la selección española y su aclimatación sería más sencilla. También ha sonado el nombre de Chimy Ávila, un gran futbolista sin ninguna duda, pero al que veo más como proyecto de futuro.En definitiva, si todas las alternativas que ofrece el mes de enero son de riesgo, ¿por qué no dar la oportunidad a Abel Ruiz? Para eso está el filial, la solución a este tipo de problemas. Abel ha respondido siempre que ha jugado con el primer equipo y no necesita adaptación.Habría sido deseable darle algún partido antes y mayor protagonismo, pero aún no es tarde. 

Y, si  tampoco convence, ¿no habíamos quedado que Griezmann juega mejor centrado? Si de verdad confías en la cantera, no se me ocurre mejor manera de potenciarla que centrando a Antoine y dar mayor protagonismo a Carles Pérez y Ansu Fati. 

HAY QUE DAR VALOR AL JUGADOR NACIONAL

En Inglaterra no es extraño pagar traspasos que superan los diez millones de euros incluso por futbolistas de la Championship. Allí, ante jugadores de características similares, siempre apuestan por el producto nacional. Se trata de una política de fichajes que permite revalorizar deportiva y económicamente lo autóctono. El dinero se quede en casa y el nivel de las competiciones crece. No es un hecho menor porque retroalimentándose todos ganan. En cambio, la sensación es que los clubs españoles prefieren mirar fuera antes que hacerlo en casa, donde hay talento y calidad de sobras para apostar por él de forma decidida.

LA PRETEMPORADA YA ESTÁ EN MARCHA

Las sensaciones durante los primeros días de pretemporada con el Montreal Impact no pueden ser mejores. El equipo está trabajando duro en el ‘stage’ de Orlando y yo me encuentro muy bien a nivel físico, en parte porque no he dejado de entrenar durante las vacaciones. Thierry Henry ya ejerce de entrenador y hay ilusión en el ambiente.
 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil