Las imágenes del partido entre el Osasuna y el FC Barcelona correspondiente a la jornada 3 de LaLiga Santander disputado en el estadio El Sadar, Pamplona.

Planificación deportiva desastrosa. ¡Vuelve Messi, el equipo te necesita!

OPINIÓN

J.Mª Casanovas

Lo primero que hay que decir es que el Barça está en pretemporada. La gira por Japón y Estados Unidos fue nefasta a nivel de preparación física y esto se paga. También se acusa la inestabilidad que causa una plantilla sin cerrar, con jugadores pendientes de su futuro. El culebrón Neymar ha desestabilizado al club creando nervios en la plantilla. Los jugadores no son elementos de trueque como si fueran fichas de dominó. En este sentido Valverde ha sido víctima de la rumorología, de una situación tan lamentable como difícil de conducir. Prueba de ello es que todavía hay algunos jugadores que no saben hoy si seguirán en el Camp Nou. La planificación deportiva ha sido desastrosa.

Las primeras partes de Bilbao y Pamplona se parecieron demasiado. Dos equipos inferiores técnicamente dominaron al campeón de forma incuestionable por fuerza, coraje y velocidad. El Athletic los dejó en  evidencia en la jornada inaugural y ayer se repitió la historia. El mismo once que goleó al Betis, comenzó el partido andando, cediendo el balón al rival y replegándose en su área. Inaudito. Osasuna se los comió por entusiasmo, ganas y amor propio. En tales circunstancias, las bajas de Messi y Luis Suárez todavía se notaron más. Con el parón liguero por delante, las tres primeras jornadas dejan un sabor amargo. Cuando no está Leo, se acusa demasiado.

No hay que alarmarse pero si preocuparse. Cuatro puntos en tres partidos es un mal balance para el Barça. O lo que es peor, han dejado escapar cinco puntos que es la distancia a que se puede poner hoyel Atlético de Madrid si gana en casa al Eibar. Entre el culebrón Neymar, las lesiones y que la plantilla no quedará cerrada hasta el lunes, se ha perdido el control de la situación. Valverde no ha podido trabajar bien. Los rumores  han afectado al estado anímico del equipo. Comenzar perdiendo los tres partidos, no es un buen síntoma para una defensa titular. Que Ansu Fati brillara más que Griezmann en El Sadar, tampoco es normal. Que Sergio Roberto tenga que volver al lateral, aumenta las dudas sobre Semedo.

¡Vuelve Messi, el equipo te necesita! Esto es lo que pensaron ayer muchos seguidores barcelonistas. Más que Neymar, este Barça necesita el talento y los goles del argentino. La imagen de la primera parte, cuando fueron superados de principio a fin por Osasuna, es intolerable. No chutaron ¡ni una sola vez a portería! Si regalas medio partido, das demasiada ventaja al rival. Valverde desde la banda fue incapaz de corregir los errores que si subsanó en el descanso. Es una lástima que los goles de Ansu Fati y Arthur no sirvieran para firmar la victoria. Hicieron lo más difícil, remontar el marcador, pero al final se dejaron robar la cartera.

Es evidente que falta rodaje. Cuando las piernas no están a tope, el sistema se resiente. Se acusa la falta de adaptación de los nuevos. Griezmann fue un alma en pena como delantero centro, no es su posición. Rafinha ha ido de más a menos confirmando la duda eterna, es mejor cederle o condenarle al banquillo cuando vuelvan los lesionados. De Jong tiene que ser más valiente y jugar como lo hacía en el Ajax. Para ello tiene que jugar de interior, prodigar su buen regate y pisar más el área.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil