El Plan de Xavi ante la pesadilla que viene

El Plan de Xavi ante la pesadilla que viene

Joan Mª Batlle

Colaborador de SPORT

Ansu Fati y Xavi Hernández
Ansu Fati y Xavi Hernández | Valentí Enrich

La primera, en la frente. Koundé y Araujo han caído lesionados con sus selecciones y serán baja para los dos enfrentamientos contra el Inter que marcarán el destino del equipo en la Champions y el Clásico ante el Madrid en el Bernabéu, clave en una Liga que se presenta como un mano a mano entre los dos grandes del fútbol español. También De Jong, Dembélé y Memphis regresan tocados y lo peor es que esto no ha hecho más que empezar.

Queda la jornada intersemanal de selecciones y lo más grave para entender los riesgos a los que habrá que hacer frente esta temporada: un Mundial en invierno que ha constreñido de forma inhumana el calendario. El virus FIFA amenaza más que nunca. El Barça ha cedido a dieciocho jugadores en este primer parón de selecciones. El que más en toda Europa y, en consecuencia, es el que más riesgos corre.

Un plantillón

Durante el Mundial, Xavi se va a quedar más solo que la una en Barcelona, sin nadie a quien entrenar, sin poder trabajar automatismos ni tácticas, sin futbolistas a los que tutelar sus dietas, su preparación física... No será el único damnificado. También Ancelotti, Guardiola y todos los grandes de Europa. Pero por lo menos podemos afirmar que Xavi se adelantó a la pesadilla que viene, pues no les quepa duda de que esto todavía irá a peor. No solo acechan las lesiones, está la doble presión, el desgaste físico, el síndrome anímico post Mundial...

Esta temporada será más de plantillas que de equipos y Xavi, que lo vio venir, preparó un plan que acaso sea la clave del éxito: un plantillón con dos titulares por puesto. ¿Se imaginan que ahora tras Koundé y Araujo estuvieran Umtiti, Mingueza y Lenglet?, pues eso con todos los posibles damnificados mundialistas. De ahí la elección de los fichajes y el malestar del entrenador por la marcha a última hora de Aubameyang y Pjanic. Va a ser una temporada distinta, con más lesiones y altibajos que nunca y el plan de Xavi, sin duda, minimiza los riesgos.

La Clave: esta temporada será más de plantillas que de equipos y el Barça está preparado para ello