Plan Barça 2015: renovación total en tres niveles

OPINIÓN

¿RENOVACIÓN O REVOLUCIÓN? Pase lo que pase de aquí a final de temporada, se gane o se pierda Copa y Liga, el Barça está obligado a plantearse una renovación a fondo de todas las estructuras deportivas. Una renovación profunda que muchos aficionados consideran que tendría que ser una revolución. No en vano, hay que hacer ahora lo que no se quiso afrontar la pasada temporada cuando el Bayern ya puso en evidencia que se estaba cerca del fin de ciclo. Ahora es una evidencia que nadie discute. Hay muchos jugadores que han perdido el hambre de victoria y otros que acusan los años, físicamente van a menos de forma manifiesta. No valen las excusas de mal perdedor ni las declaraciones engañosas. Falta autocrítica. La directiva no puede pasar página y mirar hacia otro lado. Cuando hay un problema se debe afrontar y el club necesita una renovación total a tres niveles. 1) Plantilla de jugadores. Si el Tribunal de Arbitraje Deportivo lo autoriza con una medida cautelar, hay que fichar este verano 4 o 5 jugadores y al mismo tiempo traspasar 3 o 4. 2) Entrenador. El Tata Martino sustituyendo a Iniesta y haciendo jugar a Messi de no sé qué, se ha condenado. Un técnico que confiesa sentirse fracasado, no puede continuar. 3) Dirección deportiva. Un técnico que ha estado dos veces al borde del cese y la dimisión, Zubizarreta, no parece la persona adecuada para hacer la regeneración deportiva que necesita el club por muy amigo que sea del presidente. 

MARTINO PIERDE LA CONFIANZA. Ahora es imprescindible que el recurso de los abogados del Barça al TAS se vea recompensado con una medida cautelar que permita fichar este verano. Otra cosa sería ahogar al club, condenarle a una temporada de trámite, hundirle en la miseria deportiva. Hay un portero de 38 años que hace más de lo que puede. Hay que reestructurar a fondo la defensa. Es necesario dotar al centro del campo de potencia y físico. Y en la delantera, hay que plantearse de una vez si no hay que fichar a un delantero centro de verdad. El Tata Martino parece tener fecha de caducidad. Él mismo lo sabe y es consciente. No quiere seguir con un equipo que va a menos y no hay confianza para dejar en sus manos el futuro proyecto. Fichar un entrenador que encaje en el Camp Nou, no es nada fácil. La renovación de Messi es otro misterio envenenado. La cercanía del Mundial está afectando su subconsciente, su actuación en el Manzanares fue decepcionante tanto por su actitud pasiva como por su juego. La continuidad de Zubizarreta es más discutida que nunca. En tiempos de Rosell, fichaba el presidente. Ahora se necesitaría un director deportivo con carácter, experiencia y garantías. Zubi no parece cumplir los requisitos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil