Pep, ¿es hora de volver a casa?

Pep, ¿es hora de volver a casa?

Albert Masnou

Subdirector de SPORT

Pep Guardiola, en el Bernabéu
Pep Guardiola, en el Bernabéu | AFP

La cara de Guardiola en el Santiago Bernabéu era de incredulidad por haber vivido un episodio que no se hubiera imaginado jamás. Él, que es el entrenador que más veces ha ganado en el estadio madridista, se llevó un chasco mayúsculo por haber sido incapaz de aguantar un resultado favorable. Y por ver cómo su equipo se destruía tras el primer gol, sin fuerza ni carácter para hacer frente a la primera embestida del Madrid.

Lejos de parar el balón, buscar triquiñuelas para que corrieran los minutos, el City fue un juguete que deja en mala posición a los jugadores, pero también al entrenador. De un golpe así salieron tocados muchos entrenadores, y Pep no es una excepción.

Se vuelve a quedar a las puertas de la carrera de la Champions, una competición que había ganado en dos ocasiones con el Barcelona pero que solo le acarrea decepciones desde que dejó el Camp Nou. El Barça ha ganado Champions sin Pep, Messi ha ganado Champions sin Pep pero Pep no ha ganado ni una sin Leo ni sin el Camp Nou.

Y no le han faltado medios para ello pues en Múnich heredó un equipo campeón de Europa. El City es el equipo inglés que más dinero en fichajes se ha gastado desde que Guardiola aterrizó en Manchester (1.080 millones) y, con United, el peor equipo de Europa en el balance compras-ventas.

En Alemania ganó 5 títulos en tres años; en Inglaterra lleva 10 en seis años. Guardiola ha logrado dejar huella en ambos países pero no está conquistando la Champions que le encumbre lejos de Barcelona.

Dijo en Madrid que está feliz en Manchester por haber encontrado un ecosistema que le es cómodo pero ya lleva 9 años fuera de Barcelona y quizás se esté replanteando un regreso a corto plazo. El propio Guardiola dijo que si volvía era para ocuparse de la cantera del Barcelona, para tener un papel secundario dentro del club. La presencia de Laporta también podría ser un aliciente para el propio Guardiola pues es de sobras conocida la buena relación que tienen.

También la tiene con Xavi y con Jordi les une algo más que una amistad. Se dan los condicionantes adecuados para el regreso de Pep. Quizás su sueño siga siendo dirigir una selección en un Mundial... Quizás el partido del Bernabéu le haga ver que ha llegado el momento de cambiarle el paso a su carrera en los banquillos. Quizás siga muchos años más en Inglaterra. Lo que es seguro es que Pep pensará dos veces qué camino tomar a partir de ahora.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil