Mucho peor sin Messi que con él

Mucho peor sin Messi que con él

Ernest Folch

Colaborador de SPORT

Messi ganó la Liga con el PSG, su 39 título
Messi ganó la Liga con el PSG, su 39 título | AFP

Todavía no sabemos por qué se fue Leo Messi. Lo que sí podemos saber es qué le ha sucedido al Barça sin Messi en su primer año de separación. En el plano deportivo el balance es duro pero objetivable: cero títulos, un descenso en picado de los goles, de 122 a 86, y el máximo goleador del equipo ha pasado a ser el propio Messi con 38 a Aubameyang y Memphis empatados con 13 goles.

¿Alguien puede sostener, una vez hemos llegado casi al final de temporada, que el Barça, con Messi en el equipo, no hubiera mejorado claramente sus prestaciones? En el plano económico, perder al jugador estrella ha provocado un descenso brusco en ingresos comerciales, en ventas de camisetas y muy probablemente en la venta de entradas: es imposible no relacionar la marcha de Messi con las gradas vacías del Camp Nou.

Curiosamente, hay quien nos quería convencer de que la marcha de Messi era un ahorro (por su elevado sueldo), pero en realidad ha terminado siendo un pésimo negocio, puesto que el balance para el club entre lo que se ha ahorrado y lo que ha dejado de ingresar es por supuesto muy negativo.

En un plano puramente de vestuario, ¿se acuerdan cuando se acusaba a Messi de acumular demasiado poder y de generar a su alrededor una influencia nefasta? Pues bien: se fue Leo, pero seguimos debatiendo sobre el excesivo poder de los veteranos, como demuestra el Twitch de madrugada de Gerard Piqué sin que nadie le tosa.

Más bien parece que lo que ha habido es una transferencia de poder dentro del mismo vestuario, lo que ayudaría a entender un poco mejor por qué se fue Messi del Barça. Cierto, en este año ha habido también algunas cosas muy positivas: han eclosionado jóvenes como Pedri y Gavi, y se ha notado el trabajo de Xavi, a pesar del mal final de temporada, en el que han aparecido vicios de años anteriores. Pero aún así, ¿alguien se cree de verdad que Messi habría empeorado lo que se ha logrado? Y aún en el caso de que algún jugador sin Leo haya crecido más de lo que habría hecho con él en el equipo, ¿habría valido la pena renunciar a tantos goles solo por esta pequeña ganancia?

Y todo esto sin hablar de lo más preocupante, que es la pérdida en el intangible: el Barça ha perdido a su jugador franquicia y, de rebote, ha perdido peso específico en el fútbol mundial. Que no les embauquen: el Barça, sin Messi, no ha sido mejor. Más bien lo contrario.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil