Sport.es Menú
Messi no tuvo su noche en el campo del Olympique Lyon

Peligrosísima final en el Camp Nou

OPINIÓN

Ernest Folch

@ErnestFolch

El Barça fue fiel a sí mismo en Lyon pero fue incapaz de traducir en gol su dominio abrumador. El equipo de Valverde sometió a su rival con el balón de principio a fin y, a pesar de que el Lyon terminó literalmente encerrado en su área, no encontró la manera de culminar con efectividad las jugadas que creó. Nada refleja mejor lo que sucedió sobre el césped de Lyon que esta estadística demoledora: el equipo blaugrana tiró 25 veces a puerta y marcó cero goles.

Sin duda, este Barça de Champions estuvo mucho más concentrado e intenso que el que habíamos visto en los últimos partidos de Liga, pero sigue con los biorritmos algo bajos, como si todavía se estuviera buscando. Ayer claramente había un plan, pero la ejecución fue insuficiente. Valverde optó por un once con la novedad de Sergi Roberto en el medio campo, una variante que dio toque y control al juego y el resultado fue que el Barça fue siempre reconocible.

Eso sí, dio la sensación de que el equipo quiso controlar tanto el partido que terminó controlándose a sí mismo: este equipo lleva ya unos cuantos partidos sin desmelenarse, quedándose a medias de todo, y mirando de reojo a Messi, que volvió a tirar del equipo, volvió a estar en casi todas las ocasiones del equipo, pero sigue transmitiendo que no está en su punto óptimo. Y en el momento culminante, el Barça parece haberse quedado seco, sin gol, como ejemplifica la impotencia de Suárez, que una vez más se quedó sin marcar en un desplazamiento de Champions. Atención, porque el resultado es que el equipo afrontará en el Camp Nou una auténtica final pero con el peligro de que cada gol del Lyon tendría un efecto devastador. Sin duda, el equipo de Valverde demostró que es muy superior, pero se ha quedado de golpe sin margen de error. 

DUDAS CON SUÁREZ Y RAKITIC

Resulta que teóricamente se han dosificado a las vacas sagradas para que llegaran en su mejor punto de forma y sin embargo dos jugadores clave, Rakitic y Suárez, parecen llegar cansados y lejos de su mejor forma. Imposible reprochar su actitud, pero es ahora cuando pesan los descansos que no han tenido.

COLGADOS DE PIQUÉ Y TER STEGEN

En cambio, dos futbolistas llegan en su punto máximo: Ter Stegen volvió a hacer una parada para su particular álbum de fotos, con larguero incluido, y Piqué fue otra vez el mariscal de la defensa y el primer constructor del juego blaugrana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil