12 partidos, 9 defensas: demasiados cambios

OPINIÓN

ROTACIONES EQUIVOCADAS. Luis Enrique tiene que exigir el máximo de sus jugadores pero también tiene que hacer autocrítica. Nos equivocamos todos y esto no es grave si se sabe rectificar a tiempo. La dinámica de las rotaciones en las alineaciones no tiene mucho sentido cuando estamos a principio de temporada. Todo lo contrario, los nuevos necesitan confianza en forma de partidos y la mejor forma de encontrar el once ideal es repetir equipo para ver hasta dónde puede llegar. El entrenador del Barça ha optado por el camino contrario hasta el punto de que llevamos nueve jornadas de Liga y ha cambiado siete veces la defensa y, contando los tres de Champions, es decir, doce partidos, ha hecho jugar a nueve líneas defensivas distintas. Hacer experimentos en el Bernabéu fue una decisión equivocada. Ni Mathieu está cómodo como lateral ni Piqué está en forma para enfrentarse al ataque más goleador del campeonato. Fueron tres goles pero pudieron ser cinco si Cristiano Ronaldo tiene el día. A estas alturas de la Liga, cuando llevamos más de dos meses de competición, el técnico tendría que tener claro quién merece ser titular en función del rendimiento, no del nombre. Si hubiese jugado Bale la opción del francés hubiese sido más comprensible teniendo en cuenta que Mathieu es un jugador de altura y velocidad. Jugando el colombiano James, que no es un extremo nato, parecía más oportuno poner a Alba que además se entiende mucho mejor con Neymar en las jugadas de ataque por la banda.

 

SE VISLUMBRAN CAMBIOS. Las dudas de Luis Enrique también se han apoderado del centro del campo. En el Bernabéu tuvimos una buena prueba de ello. Rakitic comenzó muy bien la temporada hasta el punto de que se ganó pronto la titularidad. Sin embargo, en los últimos partidos ha estado más gris, hasta ser desplazado al banquillo en el partido más importante. Por el contrario, Xavi, que tuvo pie y medio fuera del Barça, de golpe ha pasado a tener un protagonismo que pone en evidencia que Luis Enrique no tiene las ideas muy claras. Por si fuera poco, un pilar clave como Busquets no termina de enchufarse por lo que el equipo se rompe por el medio. ¿Tiene que jugar Mascherano de pivote por delante de la defensa? ¿Va a tener más oportunidades Rafinha para demostrar hasta dónde puede llegar? Nada nos extrañaría que en la alineación del próximo fin de semana Luis Enrique introdujera cambios. Y no por hacer rotaciones, sino obligado por el flojo rendimiento de algunos jugadores contra el Madrid que tiraron la toalla demasiado pronto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil