De la operación salida a la operación rebaja

De la operación salida a la operación rebaja

Lluís Mascaró
Gerard Piqué ha llegado a un acuerdo para mantener su contrato hasta 2024 con rebaja de sueldo
Gerard Piqué ha llegado a un acuerdo para mantener su contrato hasta 2024 con rebaja de sueldo | Valentí Enrich

El Barça está luchando contra el reloj para lograr la inscripción de los cinco fichajes (Christensen, Koundé, Kessie, Raphinha y Lewandowski) y los dos ‘renovados’ (Sergi Roberto y Dembélé) antes del debut en la Liga ante el Rayo. Es una cuenta atrás agónica para conseguir ‘fair play’ financiero. El club activó ayer la cuarta palanca, la venta del otro 24,5 por ciento de Barça Studios a GDA Luma, que supone un ingreso extraordinario de 100 millones de euros. Pero no es suficiente. Por eso se está trabajando intensamente en la ‘operación salida’ y, sobre todo, en la ‘operación rebaja’. Mateu Alemany sigue negociando el traspaso, cesión o incluso rescisión de contrato de Umtiti, Braithwaite y Memphis, al mismo tiempo que se suceden las reuniones para adecuar los salarios de Busquets y Piqué. Caso aparte es De Jong. Con el holandés se barajan dos opciones: o importante descenso de la ficha o venta. El problema es que el centrocampista no está dispuesto a aceptar ninguna de las dos alternativas.

El Barça tiene hasta el 31 de agosto para inscribir a los futbolistas para las competiciones oficiales de la temporada 2022-23, pero la Liga empieza el sábado y existe el serio peligro de que varios de estos siete jugadores no puedan estar a las órdenes de Xavi. No es un escenario fácil para los gestores blaugrana. Que, contrasta, además con la euforia desatada por el rendimiento del equipo en la pretemporada y, especialmente, tras la exhibición ofensiva del Gamper. Laporta insiste en enviar un mensaje de tranquilidad: se ha saneado la economía del club en tiempo récord. Pero los criterios de LaLiga son otros, especialmente restrictivos, y esa disparidad hace peligrar toda la gran labor hecha en el último mes y medio.  

Primer título de la temporada en juego

Esta noche, en Helsinki, Madrid y Eintracht se disputan la Supercopa de Europa. Los blancos, tras el sorprendente doblete de la temporada pasada, son los grandes favoritos para conquistar el primer trofeo del curso 2022-23. Ancelotti, con solo dos fichajes (Rüdiger y Tchouameni), apuesta por el bloque que le hizo ganar Liga y Champions, con el veteranísimo tridente formado por Modric, Kroos y Benzema como protagonista. El Madrid se quedó sin el soñado Mbappé y no se ha gastado ni un euro en reforzar su ataque, donde cada vez tendrán más protagonismo Vinicius y Rodrigo, a la espera de la ‘resurrección’ de Hazard. Veremos si con eso les basta para seguir reinando en España y en Europa.

Temas