El XI ideal elegido por las futbolistas

El once de la vergüenza

OPINIÓN

Miki Soria

@mikisoria

Cuesta encontrar las palabras para definir lo vivido en la Gala The Best 2021 organizada por la FIFA. Si el formato telemático se hizo pesado por lo lento que fue todo y por los incomprensibles problemas de conexión, cuando se llegó al resultado de los premios en categoría femenina todo se tornó esperpéntico más allá de la elección incontestable (solo hubiera faltado) de Alexia como mejor futbolista del año.

Primero, por la incomprensible designación de Emma Hayes como mejor entrenadora en categoría femenina por delante de un Lluís Cortés que no solo lo ganó todo el año pasado, sino que lo hizo goleando a la misma Hayes en la final de la Champions por 4-0. Ni la propia entrenadora se lo creía. Normal.

Pero el plato fuerte estaba por llegar. El XI ideal del TheBest -elegido por las propias futbolistas a través del sindicato FIFPro- en el que no había prácticamente ninguna The Best. Un once en el que no estaba ni la mejor jugadora del mundo ni ninguna de las otras dos finalistas -que también fueron podio en el Balón de Oro-. Un once en el que no aparece ni una sola futbolista del Barça ganador de todo. Ni una. En el que figuran como delanteras dos jugadoras como Marta y Alex Morgan, que estaban entre las mejores en 2015 y no en 2021, donde marcaron 4 y 5 goles respectivamente con sus clubes. Otra delantera como Carli Lloyd figuró entre las tres mejores… centrocampistas junto a dos buenas jugadoras como Banini o Bonansea, pero que no están ni entre las 30 mejores en su puesto.

¿La explicación? En el voto de las propias futbolistas, lo cual es un síntoma grave y claro de que hace falta darle mucha más visibilidad al fútbol femenino para que se pueda votar con propiedad. Ellas son las primeras perjudicadas por una elección así, pero también una FIFA que ha perdido toda la credibilidad con estos premios y que debería replantearse -quizá con una lista previa o algún tipo de filtro previo a la votación final que evite tal despropósito, además de potenciar mucho más la visibilización del fútbol femenino en todo el mundo- cómo mejorar un sistema de elección que ha resultado ser una broma de mal gusto.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil