Sport.es Menú
Mourinho tiene un futuro incierto tras su destitución

Mourinho es terrenal: si gana es el mejor, si pierde es el peor

OPINIÓN

César L. Menotti

José Mourinho no necesita revalidar hoy que lo echaron del Manchester United qué clase de entrenador es. En la vida de los entrenadores, mucho más en las figuras como él, el éxito casi permanente los obliga a asumir mayores desafíos. Desde esa perspectiva los éxitos son mucho más rotundos así como también los fracasos. Y la evaluación de su trabajo depende mucho más en los grandes equipos de la eficacia que tengan. Ningún estilo de juego garantiza el éxito siempre, por más que cada entrenador elige su manera de ganar en la búsqueda de la eficacia. Mourinho ha sido fiel a su idea. Es difícil estando afuera, sin conocer los pormenores de su trabajo en el Manchester United por qué no pudo plasmarla con el éxito que tuvo en otros clubes.

A Pep Guardiola, quien también es fiel a su estilo sino no hubiera conseguido los éxitos que logró con el Manchester City, también se le hubiera criticado como hoy se critica al portugués, incluso injustamente. Sin dudas es muy difícil llegar a lo que alcanzó  Guardiola, quien dirigiendo a tres equipos sumó 400 partidos ganados en tres diferentes Ligas con diferentes culturas. 

Desde que llegó a la Premier a Mourinho se le ha tratado como el enemigo de Guardiola por la rivalidad que existió entre ellos en  la Liga cuando uno dirigió al Madrid y otro al Barcelona. Y por la diferencia en sus estilos de juego. No creo que el entrenador catalán hoy esté contento con la noticia del despido del portugués. Todos somos conscientes de que cuando tus equipos ganan sos el mejor y cuando perdés sos el peor. No creo que ningún entrenador disfrute de que un colega se quede sin trabajo sin importar las diferencias ideológicas respeto al juego que pregonan y practica en sus equipos. 

A Guardiola tampoco le van a perdonar si un día no sale campeón con uno de sus equipos. Pero la diferencia entre él y Mourinho es que mientras el del City reivindica cada partido un estilo de juego, que más allá de la eficacia que ha tenido, está sostenido en la convicción en una idea en la que creen sus jugadores y que internalizaron. A Pep le importa ganar  como a todos pero más aún cuidando las formas. Y cuando no gane es probable que le pase lo mismo que le está sucediendo hoy a Mourinho. Sé que perdería de otra manera, pero le puede pasar porque siempre hay otros adversarios que también buscan cómo ganarle y se perfeccionan y contratan mejores jugadores. Nadie hubiera imaginado el partido que hizo el Chelsea de Sarri ante el City hace unas semanas.  Me acuerdo perfectamente cuando en el Barcelona pusieron en jaque a Cruyff y estuvieron a punto de echarlo si no conseguía ciertos resultados.  

Mourinho es un entrenador con mucha personalidad que tiene su estilo de vida. Particularmente no me gusta el fútbol que practican sus equipos porque a mí como jugador y como entrenador siempre me gustó tener la pelota, que sea mía y no dársela al rival. Digo lo que veo y me duele que no se cumpla su contrato. Cuando ganas te acompañan a tu casa y cuando pierdes te ponen una bomba en la puerta. Se puede ganar o se puede perder. Lo que no se puede nunca es tener comportamientos que puedan afectar el compromiso del fútbol con espectáculo.  En todas las campañas de los equipos cuenta el factor del azar, no perdamos de vista que el Manchester de Mou, no tuvo la suerte que tuvo antes. Es un entrenador con muchos títulos, cada entrenador busca que sus equipos plasmen en la cancha las ideas que uno defiende. Y ni siquiera nuestras convicciones nos garantizan ganar siempre.

Como entrenador no me alegra nunca la salida de un colega, menos cuando es despedido por malos resultados. Porque supongamos que un equipo juega horrible pero tiene buenos resultados y logra conseguir ganar títulos. Hubo casos de estos en el fútbol, ¿el entrenador es mejor? A Mourinho lo eligieron no por el estilo sino por cómo ganaban sus equipos. 

Que me sienta más identificado con el fútbol de los equipos de Guardiola no significa que porque Mourinho haya sido echado del Manchester United lo considere un mal entrenador. No lo conozco personalmente. Pero no me sorprende lo que ha sucedido con él. A los entrenadores nos contratan por nuestra eficacia y nos echan cuando no conseguimos los resultados. Todos somos exitosos cuando ganamos y solo el entrenador pierde cuando no se consiguen los resultados.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil