Pep Segura y Eric Abidal sondean el mercado

El método de Pep Segura

OPINIÓN

Xavi Torres

@xavitorresll

Se agradece. Siempre apetece escuchar a los protagonistas cuando hablan de fútbol. Sin embargo, muchas cosas por decir ante tanta diferencia entre el discurso y el relato. Entre ellas, una obsesión de esta tibuna: el método futbolístico azulgrana. A la pregunta, “¿usted está en el Barça para garantizar el modelo?”, Segura respondió: “todos los que trabajan en el Barça lo hacen con la idea de perpetrar el modelo y mejorarlo”. Y una segunda cuestión, “¿a usted le gustan los jugadores más físicos?”. “No. Lo he visto incluso escrito en su periódico pero es una leyenda que se hace correr. Quizás por algún tipo de interés que desconozco”, replicó.

En esta página se ha discrepado y se ha ofrecido a los lectores, en muchas ocasiones, los argumentos necesarios para sostener la opinión contraria a la de Pep Segura. Seguro que ustedes ya los conocen. Eso sí, no nos damos por aludidos con la gratuita excusa de las leyendas y los intereses. El mánager general del club no podría soportar un debate con las autoridades del fútbol -primer equipo y base- del pasado (lejano y cercano) por lo que se refiere al método del éxito azulgrana. Ni tampoco con los futbolistas que lo sublimaron. Messi, Xavi, Iniesta y Puyol ya han levantado la voz respecto al cambio de filosofía del Barcelona actual, el que él dirige. ¿Se atreverá Segura a decir que los cuatro mitos azulgrana también tienen intereses ocultos cuando expresan su opinión? Por supuesto que no. Y los entrenadores. Y los jugadores. Y los padres. Y los representantes. Y los periodistas que siguen la cantera azulgrana. Todos ellos pueden hablar con propiedad porque todos ellos, de una o de otra manera, han sido protagonistas de esta historia.

Y dicho esto, ¿no sería mejor sacarse los complejos y explicar que su mirada futbolística es diferente y que, según su criterio, modificar ciertos conceptos va a ser bueno para el futuro del club? ¿Por qué Pep Segura se obsesiona en negar la evidencia? Tiene al presidente Josep María Bartomeu entregado a su causa y la Junta (excepto algún caso que ya ha manifestado su disconformidad en las reuniones) ha validado todas sus iniciativas. ¿Qué más quiere? ¿No sería más coherente caminar en línea recta? ¿No le dejaría mejor consigo mismo? Y el tiempo dirá si el método Pep Segura ha sido bueno o malo para el Barcelona. Pero intentar explicar algo en lo que no cree le hace entrar en contradicciones permanentes que sorprenden al propio personal de la entidad. Un discurso para los periodistas y otro, para sus subordinados, cuentan...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil