Sport.es Menú
Luis Suárez se abraza a Messi y Alba en el Benito Villamarín

Messi también gana a Xavi

OPINIÓN

E. Pérez de Rozas

Se miraron en lo que todo el mundo asegura es su espejo y se gustaron. Preguntaron ante el espejo del equipo que trata de ser su clon quien era más guapo y contestó, con una gran ovación de todo el Benito Villamarin, que ellos, los azulgranas. Recordaban la derrota del Camp Nou (3-4) y decidieron que, sí, que querían enviarle un mensaje al mundo (futbolístico) anunciando que, pese a lo que digan los críticos, los pobres de espíritu, los antiguos, los que añoran tiempos pasados, siguen siendo el candidato al triplete.

Lo que hizo anoche el Barça en un campo difícil, fue tan grande, tanto, que acabó con el campeonato de Liga cuando restan 10 partidos y el líder, que solo ha dejado de serlo en dos jornadas, tiene 10 puntos de ventaja sobre el segundo, el Atlético. Nunca nadie, es decir, nunca ningún líder, ha perdido esa ventaja a 10 partidos del final.

Pero es que el Barça hizo mucho más. Mandó y, sobre todo, como ya ocurriera en su tiempo en el mismísimo Santiago Bernabéu, con el señor del bigote, todo el beticismo, que es una auténtica religión futbolística y andaluza, se levantó para ovacionar el último gol de Leo Messi, un globito prodigioso sobre la marcha (bueno, el primero, la falta por la escuadra también lo hubiese merecido), y convirtió el partido en una celebración del nuevo título liguero del Barça.

Y es que lo que anoche escenificó Messi volvió a ser una obra de arte, un espectáculo solo comparable, tal vez, a esa pieza que el Cirque du Solei ha construido alrededor del que anoche se convirtió, vaya, qué casualidad, en el jugador azulgrana que más victorias ha conquistado (477), uno más que Xavi. Más aún: el argentino ‘solo’ ha necesitado 673 partidos para sumar esa cifra, mientras que el gran Xavi, el gran creador, precisó de casi 100 más, 767.

Es evidente que no podía ser otro quien superase al gran Xavi en la lista de los más grandes vencedores del Barça que Leo Messi. Y no es menos lógico que sean esas dos maneras maravillosas de jugar al fútbol, de hacer barcelonismo, de llevar con enorme dignidad y brillantez la camiseta del Barça, la que anoche se emparejaran y se diesen la mano.

Xavi logró esos triunfos provocando la admiración del mundo como maestro de ceremonias; Messi lo ha conquistado con goles, asistencias (es el máximo goleador y el máximo asistente de todas las Ligas europeas, pues suma ya 29 goles y 13 asistencias) y, sobre todo, siendo el amo del fútbol.

“Tácticamente, el ‘mister’ diseñó un partido perfecto. Lo ha leído muy bien. No podíamos fallar, era una oportunidad bárbara y debíamos estar ordenaditos en todo momento”, contó Messi, orgulloso de cómo se presentó el Barça en el Benito Villamarin para aprovechar la oportunidad que le ofreció el Athletic, al derrotar al Atlético en San Mamés y ponerle, aún más, el título en bandeja al campeón. “¿Messi?, bueno, la ovación de todo el estadio puesto en pie lo dice todo ¿no?”, dijo orgulloso el ‘Txingurri’.

Mientras el Real Madrid cree haber encontrado, de nuevo, al entrenador que lo llevará al cielo (ya hubo ya, quien título ayer “…si Zidane hubiese estado ante el Ajax”; son unos maestros para levantar el vuelo tras el tsunami que han sufrido) y el Atlético del ‘Cholo’ Simeone se plantea si vale la pena pagarle 23 millones de euros limpios a Antoine Griezmann (la cifra parecía que cobra el técnico argentino les parece barata), el Barça, como un Messi prodigioso y un Ernesto Valverde sabio, enorme, genial, “perfecto”, como dice Leo, se dispone a afrontar un nuevo derbi con la sensación de que ha empezado ya la cuenta atrás para ganar la octava Liga en los últimos 11 años.

Setién se saca el sombrero ante Messi

Ustedes saben que aquí, en este pequeño rincón, que es suyo, hemos criticado duramente a Quique Setién por muchas de sus actitudes, pero anoche estuvo magistral: “Estoy orgulloso del aplauso de nuestra afición a un jugador único. Yo he visto a grandes jugadores hacer cosas increíbles, maravillosas, pero no con la continuidad y el desequilibrio de Messi, que lleva 12 años deleitándonos, a todos, con su fútbol. Tal vez Pelé, tal vez…”

Y Madrid ya sueña con Mbappé, claro

Son las cosas que tiene quedarte sin nada, vacío, sin objetivos y con meses de competición, con cientos de minutos de la basura por delante. Madrid vive momento horribles, inquieto por su Real Madrid. De ahí que cuando leen en un diario francés (no importa el que sea) que un familiar (no se sabe quien) de Mbappé dice que “lo ve jugando algún día en el Real Madrid” den saltos de alegría. En ello están. No tiene otra. Hasta el año que viene.

Nueva doble exhibición de Álvaro Bautista en Tailandia

Lo siento, o no. Ya saben que soy muy de motos. Muy de los pilotos españoles, tremendos, geniales, casi únicos. Déjenme, pues, que lance otro elogio, tremendo, sobre el bueno (maravillosa persona) de Álvaro Bautista, que ha cambiado MotoGP por Superbikes y ayer, en Tailandia, volvió a conseguir un doblete tremendo, encabezando, destacado, el Mundial, que llega a Motorland (Aragón), la primera semana de abril. Vayan, no se lo pierdan

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil