Sport.es Menú
Leo Messi está on fire

Messi obra milagros

OPINIÓN

César L. Menotti

Messi es un milagro. Porque desde lo impensado, lo inimaginable encuentra siempre soluciones.  Así como aprendió a jugar al fútbol como todos, cada año resta defectos y suma virtudes. El rosarino probablemente nació para ser un Diez, pero es impresionante el ímpetu que consagró a su aprendizaje. Nos acostumbró a su inventiva excepcional.

La 'Pulga' me produce una gran admiración aunque ya no me sorprende su magia. Cada lunes, cuando termina la fecha del fútbol, me digo: ¿Otra vez este pibe lo volvió a hacer y me dejó helado?.

El siempre obra con el milagro de lo excepcional, de la magia. Si Lio se cruza un día a un ciego, seguro lo hace ver. Me gustaría poder conocerlo, hablar con él de fútbol. Hasta ahora no lo pude hacer. Es una deuda que tengo pendiente. Tuve la oportunidad de jugar al fútbol y hablar con Alfredo Distefano, con Pelé, con Johan Cruyff, entrenar a Maradona. Y aunque ya no estoy en condiciones para jugar con Messi, me gustaría un día poder charlar con él. Aprender sobre su genialidad escuchándolo.

El Barcelona no estaba jugando bien el partido frente a Betis, pero aparece Messi y hace goles como si fueran normales, y no son tan normales. El último gol que marcó no debe saber ni él como lo hizo. A él lo visitan los ángeles de la inspiración más seguido que a los poetas. 

Lionel nos acostumbró al milagro como si se tratara de algo cotidiano. Y eso le da al Barca un salto de calidad, más allá de que tiene jugadores que son extraordinarios.

Messi encarna el fútbol del Barcelona. En su cabeza y en sus pies están los resortes que mueven los hilos del fútbol del equipo culé. Actualmente el equipo ni siquiera necesita tanta elaboración. Es temible porque la sola presencia de argentino en cancha, porque es temible su ingenio.

Ahora Lio tiene que jugar todos partidos que son finales.  Pero lo administra bien, porque no lo desborda la euforia de la victoria. Sabe que el objetivo aun no está cumplido. Me parece hasta que es pacifico en el festejo. Y agradecido.  Lo único que puede hacer en su vida Lio es repetir lo que hizo en los últimos 14 años. Pero lejos de repetirse a si mismo se reinventa. Nunca sabremos cual es su limite hasta que él lo decida.

El Barcelona prácticamente ya ganó la Liga, es candidato a ganar la Champions y la Copa del Rey. Si mi dieran a elegir, preferiría que no jugara estos partidos con Argentina por el desgaste que acumula. Y porque lo mejor que le puede suceder a la selección es que el capitán llegue a la Copa América más descansado y con los objetivos trazados con su club cumplidos. Pero entiendo que hay compromisos comerciales importantes que justificaban su convocatoria en este tramo de la temporada. En cualquier caso, me alegra volver a verlo vistiendo al camiseta de la selección argentina, a la que nunca renunció ya para la que siempre mostró un gran compromiso.

En Champions se viene el Manchester United. El equipo de Gunnar Solskjær recuperó las formas.  Es muy intuitivo  con jugadores con una gran capacidad de improvisación. Quizás no es fuerte como en otras épocas pero ha mejorado mucho. El estado de ánimo será clave. Si ellos se sienten más liberados de la responsabilidad pueden hacer mucho daño. Espero que el equipo culé no sienta una presión excesiva en la confrontación por la obligación que se fijó de ganarla este año. será un plus.

Ser el líder de la liga, diez puntos por delante del Atlético debería permitirle cerrarse mejor en los duelos contra el United. Messi es el mágico, pero sus compañeros deberán ayudarlo, más aún en esta etapa de definiciones.

En la selección argentina, Messi fue excesivamente castigado. Nunca pensé que no volvería a la albiceleste. Se tomó un tiempo y me pareció correcto. No se a quien podría ocurrírsele que Lionel no fuera un jugador de selección. Aún no estando bien, también es el jugador que obra milagros con la camiseta de su país.

En cualquier momento saca un truco de su galera. Es una alegría volverlo a ver vestirse de celeste y blanco con la cinta de capitán y saber que representará a nuestro país en la Copa América. Tenemos que cuidarlo más y disfrutarlo porque es nuestro.

Mientras, el Real Madrid tiene un conflicto a recomponer y ofrece a Zidane el cargo de pacificador, con su reaparición y con su enorme representatividad. Su presencia tranquiliza a los jugadores porque toma medidas que no generan conflictos ni discusiones. Este año está terminando para el equipo blanco, así que deberá recomponer la eficacia.

El Atlético de Simeone también quedó fuera de todo. Yo respeto su manera de jugar. Le tocó enfrentar a la Juventus con Cristiano Ronaldo, que casi ganó el partido con el temperamento que tiene una persona a la que se le incendia la casa y cuando está todo perdido se lanza al vació. El equipo rojiblanco no supo aprovechar la desesperación de la Vechia Signora.

Le costó buscar el gol, y no salió ni a buscarlo porque le sale mejor jugar a no dejar que le hagan los goles. Y la  Juventus fue a buscar el partido. Lo fue a buscar Cristiano, un jugador excepcional, temible. Tres goles y a siguiente fase. Solo él y Messi son capaces de semejante epopeya. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil