Messi, más que una firma

Messi, más que una firma

Guillem Balagué
Messi jugará dos años más en el Barça
Messi jugará dos años más en el Barça | Google

Conocen la historia del frasco y las piedras? Imaginen que se llena de piedras gruesas. No cabe ni una más. ¿Dirían que está el frasco lleno? Acertarían los que dijeran que no porque caben piedrecitas. ¿Ahora sí? No, se puede poner arena. No parece que quepa nada más, ¿verdad? Pues se puede todavía llenar de agua. ¿La enseñanza? Que o se ponen las grandes piedras primero o no cabrán en ningún otro momento. Ya saben por dónde voy.

El contrato de Messi, que obligará a reducir en 200 millones la masa salarial, debe cerrarse antes de otras decisiones. De ahí la prisa. De ahí también la presión del club. De ahí que se soñara con anunciarlo el día de su cumpleaños. Ahora se habla de hacerlo antes del 1 de julio, cuando se le acaba el que tiene, porque quedaría entre feo y desorganizado si Leo Messi anda por ahí sin contrato de nadie. 

El caso es que falta bastante más que la firma. Falta, por ejemplo y principalmente, ponerse de acuerdo en todo. Casi nada. Las conversaciones empezaron en abril y, desde entonces, el club y Jorge Messi se han visto o hablado una decena de veces. Hay buena sintonía y la voluntad del futbolista de quedarse. Apuesten a que se quedará. Pero en un tema tan complejo, las dos partes deben ponerse de acuerdo en todo y eso no ha ocurrido.

Laporta quiere que continúe dos años más. A mí me da que el futbolista se ve capacitado para estar en la élite más años. No le jubilemos tras el Mundial de Qatar todavía. Aunque del Barça marche a la MLS, la liga americana es exigente gracias principalmente al crecimiento de los futbolistas estadounidenses y, en esa época, podría coincidir con el esfuerzo físico disponible. Messi no quiere arrastrarse en un campo de fútbol, pero desearía alargar su carrera lo máximo posible, es decir, mientras pueda seguir siendo determinante. 

El Barça anda con prisas, pero Leo, que sabe del interés de otros pero sigue sin negociar con nadie más, también tiene algo que decir respecto al ‘timing’. Aún no hay nada establecido sobre una posible presentación del acuerdo, ni el cómo ni el cuándo. No se sabe si será en sus redes sociales o las del club, por video o en rueda de prensa. De tanto explicar las posibles maneras de anunciar lo que tanto desean tantos, alguien acertará. Pero se están adelantando los acontecimientos. De momento, ahora mismo, falta algo más que una firma. 

Temas