Messi celebra un gol con el Barcelona

Messi ya está harto de estar harto

OPINIÓN

Lluís Mascaró

@LluisMascaro

Messi está harto de estar harto. Harto del acoso y derribo de ciertos medios de comunicación de allí y de aquí. Harto de polémicas y de persecuciones. Harto de medias verdades, de mentiras y de manipulaciones. Harto de unos y de otros. Harto de todo lo que rodea al fútbol pero que no tiene nada que ver con el fútbol. Y, sobre todo, harto de sentirse señalado. Y de que se le considere el responsable (cuando no el culpable) de todos los líos que hay en el Barça y en su entorno.

Si en el mes de agosto quiso irse fue, precisamente, para alejarse de todo este ruido que tanto desasosiego le provoca. Messi está harto y eso es un grave problema que espero que pueda solucionar el próximo presidente blaugrana, sea quien sea. Bueno, sea quien sea no. Porque a Messi solo se le convencerá para que siga con un proyecto futbolístico e institucional ilusionante. Un proyecto que le permita ser feliz en el campo y estar liberado fuera de los terrenos de juego. Porque Messi solo quiere eso: un balón en los pies y un equipo para ganar (o, al menos, para intentarlo). 

Y es que no es normal que Messi tenga que responder a las absurdas declaraciones del tío de Griezmann después de 15 horas de vuelo. No es normal que a Messi le esperen hasta seis inspectores de Hacienda en la escalerilla de su avión privado. No es normal que Messi se vea sometido a la presión de unos poderes que quieren destruirle. No es normal que Messi no pueda dedicarse, única y exclusivamente, a ser el mejor futbolista del mundo. Y a seguir haciendo historia en el Barça. Porque mañana jugará su partido 800 vistiendo la camiseta blaugrana. Un récord de longevidad y de fidelidad sin precedentes.

¿Queremos que Messi continue en el Camp Nou hasta el final de su carrera? Pues ayudémosle. No le culpemos de lo que no es culpable. Aislémosle de tanta manipulación interesada. Y dejemos que hable en el césped, que es donde mejor se expresa. Si no lo hacemos, los días de Messi en el Barça están contados... especialmente ahora que Guardiola acaba de renovar por el Manchester City hasta junio del 2023. Pep, sin duda, le recibiría con los brazos abiertos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil