Sport.es Menú
Umtiti ha perdido la titularidad

El mensaje de Valverde a Umtiti

OPINIÓN

Albert Masnou

El partido de Huesca tiene trampa por su ubicación en el calendario pero debe asumirse de la manera en la que Valverde lo hace, con muchas rotaciones. El Barça se ha ganado durante la Liga una ventaja que ahora puede usar a su antojo, sin remordimientos ni prejuicios. Quedan 18 puntos en juegos de los cuales el Barça debe conseguir 10 para ser campeón.

Y teniendo en cuenta de que a la vuelta de la esquina está el trascendental partido contra el Manchester, el equipo debe tener claras sus prioridades. Y, a estas alturas de curso, el objetivo número 1 es la Champions.

El partido se Huesca debe servir al mismo tiempo para dar descanso a los titulares contra el Manchester que, si jugaran en Huesca, no asumirían con intensidad dicho encuentro con lo cual los reservas sí deben aportar este plus en la Liga que los titulares, quizás, no harían.

No es un partido menor sino que es para exhibir el fondo de armanio que tiene el equipo. Jugadores como TodiboMalcomBoatengMurilloVidal Aleñá, por citar a algunos, deberán disponer de minutos esta tarde y será un examen para muchos de ellos antes de tomar la decisión de si deben seguir o no la próxima temporada.

Poco habitual a los mensajes a través de los medios de comunicación, Ernesto Valverde rompió ayer la norma para hacer referencia a Samuel Umtiti, jugador clave en su primera temporada pero que su manera de actuar está cansando a la entidad azulgrana. Primero fueron sus elevadísimas pretensiones económicas para renovar el contrato a las primeras de cambio, luego fueron los humos con los que llegó del Mundial, apareció esas diferencias en la manera de afrontar su lesión en la rodilla pues él se negó a operarse cuando era la postura de los médicos del club, luego su pressing para reaparecer a Lyon… 

El tiempo ha demostrado que no está aún para muchos trotes, ni para grandes envites y, además, Lenglet está efectuando una gran temporada y exhibe un perfil mucho más bajo. Umtiti tiene un complicado futuro ante sí porque podría ver como en solo una temporada, tras una serie de decisiones erróneas, habrá cansado al Barcelona hasta el punto de ponerlo en el escaparate. Umiti, que estaba en la pomada hace un año, es hoy un jugador prescindible para el futuro de la entidad. Lenglet le ha quitado el puesto y De Ligt le puede quitar definitivamente de en medio.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil