Alavés - Barça

El mejor Barça y el peor Barça

OPINIÓN

Lluís Mascaró

@LluisMascaro

El Barça femenino es el mejor equipo del mundo. La pasada temporada conquistó un triplete histórico. Y Alexia Putellas, su capitana, ganó todos los galardones individuales posibles. A pesar del éxito sin precedentes, el club destituyó al técnico Lluís Cortés. Nadie entendió entonces el cambio. Y se especuló con presiones de la plantilla y situaciones personales poco agradables. Pero Jonatan Giráldez tomó el relevo y el Barça mantuvo su rendimiento excepcional. Tanto que ayer ya ganó el primer título de este 2022: la Supercopa de España. Y lo hizo con una superioridad aplastante, derrotando por 7-0 al Atlético en la final.

El nivel futbolístico de las jugadoras blaugranas es extraordinario. Un conjunto repleto de talento en el que ayer brilló especialmente Graham Hansen con un ‘hat trick’. Este Barça femenino es un equipo perfecto. Trabajado a conciencia. Fiel al modelo. Con un juego espectacular y efectivo. Con ambición. Con compromiso. Con el inequívoco objetivo de marcar una época. Y con un componente solidario que emociona: la imagen de las jugadoras blaugranas manteando a Virginia Torrecilla vale mucho más que cualquier trofeo. El Barça femenino es, en definitiva, un ejemplo. Que haría bien en seguir el Barça masculino, que continúa inmerso en una grave crisis de identidad que está intentando superar con el liderazgo de Xavi. 

El Barça se ha acostumbrado a perder. Y eso es lo peor que le puede pasar a un equipo que está obligado a ganar. La temporada está siendo desastrosa en todos los sentidos. Eliminados en la Champions, eliminados en la Copa, eliminados en la Supercopa de España y sin opciones reales de conquistar la Liga, donde el único objetivo es acabar cuarto. Con este panorama desolador, hay que construir un equipo campeón. Una tarea titánica para Xavi. Lo está intentando. Con todas sus fuerzas. Pero la plantilla da para lo que da. Hay pequeños brotes verdes de esperanza (como el partido ante el Madrid en Arabia), pero la cruda realidad se impone. Y lograr un triunfo absolutamente imprescindible ante un colista como el Alavés se convierte en una tarea titánica. El Barça sumó los 3 puntos en Mendizorroza en otro horroroso partido del conjunto blaugrana. Un gol salvador de Frankie De Jong a dos minutos del final dio una victoria tan agónica como preocupante. Porque jugando así pocos partidos más se van a ganar...

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil