Medio equipo no sirve para el Barça

Medio equipo no sirve para el Barça

Joan Mª Batlle

Colaborador de SPORT

Caras largas en el Barça y sonrisas en el Rayo: Las imágenes de la dura derrota en el Camp Nou
| Javi Ferrándiz / EFE / AFP

Más allá de decisiones arbitrales y asedios a la desesperada, después de perder tres partidos seguidos en el Camp Nou frente al Eintracht, Cádiz y Rayo que, con todos los respetos, no son el Bayern, el Madrid y el Atlético, no queda más remedio que dejarse de historias y afrontar la terrible realidad del club. Hay que hacer limpieza, cargarse a la mitad de la plantilla y renovarla a fondo, pues hay muchos jugadores que no sirven para el Barça. Del equipo de ayer, la mitad, seguro. Está clarísimo lo de Dest, imperdonable su despiste en el gol del Rayo, y Eric García, que es muy blando en defensa y no nos olvidemos que juega de defensa central, pero también de Alba, sobrecargado de partidos, De Jong, tercer año esperándole, y Dembélé, que por mucho que de vez en cuando aparezca centelleante, va por su quinta temporada sin decidir nada de nada. Y aquí hay que incluir también a Aubameyang, que no puede ser el delantero centro de un gran Barça. Si a esto le añadimos los 33 años de Busquets, que como Alba lo juega todo porque nadie ha sido capaz de dar con una alternativa mínimamente válida que les permita descansar aunque solo sea un día, pues nos encontramos con un auténtico desierto.

¡Peligro!

No hay más que mirar el banquillo de ayer. Patético. ¿Lenglet?, ¿Memphis?, ¿Adama?, no son mejores que los que jugaban. ¿Luuk?, una medida siempre de urgencia. ¿Nico?, vale, pero con un conjunto en buena dinámica. Ahí está otro gran peligro, que tanta carencia acabe arrastrando a buenos futbolistas como el propio Nico, Gavi o Ferran Torres, que en un equipo mínimamente organizado y competitivo crecerían de forma notable. El Barça no puede dejar que la incompetencia de unos frene la proyección de otros. Ya sé que Pedri y Ansu Fati, casi con toda seguridad los dos mejores futbolistas del plantel, están lesionados y que su ausencia se acusa, pero también ellos, que son muy buenos, pero también muy jóvenes, necesitan un equipo que les acompañe. Hoy por hoy, no lo hay. Y si no se mete el bisturí, se corta por lo sano y se renueva la plantilla, será difícil que lo haya.

Temas