Luces y sombras del acuerdo con Spotify

Luces y sombras del acuerdo con Spotify

Toni Frieros
Camiseta Spotify
Camiseta Spotify | sport

Que el FC Barcelona vaya a asociarse con una multinacional del prestigio de Spotify es una gran noticia y hay que aplaudirla. Del mismo modo que digo esto, afirmo que tenemos la obligación de hacernos algunas preguntas: ¿A cambio de qué activos? ¿Es económicamente un gran acuerdo? Vayamos punto por punto y después que cada uno saque sus propias conclusiones.

 

1)   Spotify se queda con cinco espacios publicitarios: frontal de la camiseta del primer equipo masculino y femenino, así como las de entrenamiento, y el ‘naming’ del estadio. Esta decisión denota que el club no tenía otras ofertas de patrocinio con cara y ojos, fiables, y se ha visto obligado a poner casi todos los huevos en el mismo cesto. Es decir, escaso margen de negociación. Desde fuera da la impresión de que el club ha dicho sí a todas las exigencias de Spotify.

 

2)   En el seno del Club existe un preocupante dilema interno y que genera cierta incertidumbre ante un posible rechazo social o de incumplimiento legal, ya que se estaría vendiendo a Spotify un concepto NO aprobado por el socio, pues el mandato popular autorizó a la Junta a vender el ‘titleright’ (el apellido, por ejemplo, Camp NouSpotify) y no el ‘namingright’ (el nombre, por ejemploSpotifyStadium). No es lo mismo una cosa que otra. A ver cómo queda este punto.

 

3)   Los expertos consultados nos dicen que este acuerdo no es optimo a nivel comercial (sí a nivel de marca y sin discusión). Si sumamos las cantidades de las que se está hablando, Spotify pagará al FCB un total de 67,5M + un variable. En contraposición, las fuentes del sector nos ponen los ejemplos de ManU con Tezos (22 millones por temporada) y Teamviewer (52 millones por temporada). Estas dos partidas por la camiseta, por la de entrenamiento y por el frontal, ya suman más que Spotify sin vender los ‘namingrights’ ni la camiseta del equipo femenino. Otros ejemplos: el Real Madrid ingresa 70 millones de Emirates solo por el frontal de la camiseta y el PSG, 60 de Accor, también por el frontal.

 

4)   Este acuerdo no llega solo por el trabajo proactivo del equipo ejecutivo del Barça, también por la intermediación de un agente y amigo del propietario de Spotify, que cobrará una suculenta comisión. Si nos ceñimos a las reglas de juego del sector, el importe neto para el club serían los 67,5M descontando la probable comisión del 10% para el agente. Es decir, que podríamos recortar todavía más esta cifra hasta los poco más de 60 millones anuales.

 

5) Y para acabar, ojo al derecho de reventa. Este concepto es el más delicado y el que podría hacer peligrar el acuerdo. Spotify ha exigido tener el derecho de reventa los activos de las camisetas a partir del tercer año. Según nos cuentan, el acuerdo del frontal y de la camiseta de entrenamiento es de 4 temporadas (y no de 3) y Spotify podría vender a cualquier otra marca (incluso fuera de su grupo) estos activos y que otra marca pudiera ocupar su sitio; esto sí, con el beneplácito del FCB. En el tema del ‘namingrights’ (y no del ‘title’), el derecho a revender el activo sería a partir del segundo año, pero el acuerdo tiene dos otras connotaciones: la duración sería de más de 10 años y la marca podría salirse a partir del sexto año que es cuando el ‘fee’ pasaría de 5 millones anuales (precio de derribo) a unos 15/20M.

 

En resumen, la marca está fuera de cualquier duda y realmente añade un valor muy alto al FC Barcelona. Los entresijos del acuerdo y la forma en que se está negociando ya es otro cantar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil