jdiazentrenamiento del barcelona en la ciudad deportiva200330224111

Los jugadores están a la altura

OPINIÓN

Gerard López

Aunque estemos encerrados en casa y parece que el tiempo no transcurra, los acontecimientos pasan a una velocidad de vértigo.  Ya advertimos la semana pasada sobre los cambios que se iban a producir en la relación contractual entre los jugadores y los clubs para adaptarse a la nueva realidad de la sociedad.

La crisis del coronavirus nos afecta a todos y el mundo del fútbol, aunque a veces parezca vivir en una burbuja, también. Varios clubs han avanzado en rebajas salariales de sus plantillas, ya sean pactadas o no. El Barça no ha sido una excepción. El club lleva días trabajando con un ERTE. Llegó a un acuerdo con los empleados y los jugadores de las secciones. 

Solo faltaba el acuerdo con los integrantes del primer equipo. Ante la sorpresa generalizada, no ha sido el club el que anunció dicho acuerdo sino que han sido los propios jugadores quienes, a través de un comunicado emitido en sus cuentas personales, han anunciado las decisiones tomadas.

Meter presión desde el club

Según palabras del capitán y máximo exponente de la plantilla, Leo Messi, al vestuario le ha sorprendido que se tratara de meter presión desde dentro del mismo club. Como siempre, Leo, en pocas palabras, es capaz de hacer saltar por los aires la ya frágil relación entre todos los estamentos del club y una plantilla que se siente puesta en entredicho. El problema es que no es un episodio aislado sino que se han vivido otros recientemente: El de los e mails con I3 ventures o las acusaciones de Éric Abidal. Y esto sin querer ir más lejos.

Cuando solo se hablaba de la reducción del 70% pactada o no, los jugadores han dado un paso adelante sumándole a esta cantidad un valor añadido: hacerse cargo también de la pérdida de sueldo de los empleados. Es una vuelta de tuerca, un as de la manga que nadie esperaba. Un gesto que dice mucho de una plantilla de la que yo no tenía dudas que iba a estar a la altura de las circunstancias.

Lo han demostrado grupalmente y, en algunos casos también de forma particular ya sea a través de donaciones económicas (Messi ofreció 1 millón de euros a dos hospitales) o ayudas a los más necesitados (Suárez se hizo cargo de comedores en Uruguay).

A estos jugadores se les acusaba de falta de compromiso y la respuesta ha sido contundente, superando así cualquier expectativa. Ningún otro vestuario ha hecho tanto por su club, lo que demuestra la implicación de la plantilla, y por la lucha por este virus que nos afecta.

Que vuelva el balón 

El comunicado emitido por los jugadores deja también en entredicho la posición del club a nivel externo por su falta de liderazgo. Ya hace tres semanas que estamos confinados y las decisiones han llegado tarde. La posición de la junta vuelve a quedar debilitada ante unos jugadores que han estado a la altura de las circunstancias.

Ahora esperar que vuelva pronto el balón, que es lo que todos necesitamos. Sería la mejor noticia para los jugadores, que es de lo que tienen ganas, y para la directiva, que también le interesa para salir del foco. Ojalá se pueda volver a la competición en unas semanas. Y el Barça puede acabar bien la temporada.

La suerte es que con este parón recuperará a jugadores importantes siendo Luis Suárez el máximo exponente. Ya nos ha dicho que estará listo para la vuelta con lo que es un gran refuerzo para el Barça porque una cosa es competir sin él y otra con él. Otros que estarán listos con Sergi Roberto o Arthur y quizás incluso Dembélé. No hay mejor noticia para el Barça que aprovechar este parón para recuperar efectivos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil