Los errores se pagan caros

OPINIÓN

LESIÓN, FALLOS, EXPULSIÓN. El mítico Helenio Herrera fue quien un día pronunció la frase: “Se juega mejor con diez que con once”. Pues miren por donde ayer ocurrió así. La pena fue no poder ganar la Supercopa aunque el Barça la tuvo en sus manos durante la segunda parte. En la primera, eso sí, pudo salir goleado. Todo salió mal. Desde la lesión de Alves a la expulsión de Adriano pasando por los errores defensivos. Por su parte, el Madrid tuvo una ocasión tras otra y los azulgranas solo chutaron una vez a puerta... Sin embargo, en este tipo de encuentros, los fallos se pagan muy caros. Los tres goles de los blancos entre el encuentro de ida y el de vuelta fueron precedidos de regalos de los azulgranas. Así es imposible conquistar un título. De cualquier manera, lo ocurrido en la segunda mitad fue bien distinto. Jugando con diez estuvieron más concentrados, tocaron el balón, crearon claras ocasiones de gol y lucharon hasta el final. Solo faltó la suerte que este equipo ha tenido en otras ocasiones. Solo faltó un golito más...

VUELVE LA LIGA. Dijo Mourinho que la Supercopa es un título menor y tiene toda la razón, así que habrá que centrarse en los títulos importantes. A partir de ahora el objetivo es mantener los cinco puntos de diferencia que el Barça le lleva al Madrid. El domingo, el Valencia visita el Camp Nou y nadie puede despistarse. Solo queda analizar qué pasó en la primera parte y llevarse el buen recuerdo de la segunda.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil