La suerte no está acompañando a Clément Lenglet ante el Getafe

Lenglet, el pupas; Messi, el estilete

OPINIÓN

Albert Masnou

Con solo los primeros doce minutos de partido contra el Getafe, uno ya se da cuenta los personalismos que genera el Barcelona en este inicio de curso. Por un lado, Leo Messi. En el minuto 3, disparo impresionante desde fuera el área que da en el larguero y tras tocar en la línea de gol, el balón sale de la zona de peligro. En el minuto 9, se va en solitario hacía la portería de Soria y abre el marcador con un trallazo. El goleador del Barcelona suma ya 24 goles en esta Liga y es el pichichi de la competición. 

En el reverso de la moneda está Lenglet, quien acumula muchas de las desgracias del equipo esta temporada. Sin jugar mal, Lenglet no puede tener más mala suerte. Minuto 6, jugada en la que el rival choca con él y el árbitro, injustamente, le muestra la amarilla por entender que la falta era premeditada. Minuto 12, el Getafe aprovecha que Mingueza está en la banda lesionado para hacer una incursión por esa zona. El centro de Cucurella rebota en Ángel y Lenglet, también de rebote, se mete el balón dentro. Es el pupas del equipo de Koeman, el capitán de las desgracias.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil