Koeman y sus pupilos están ante una oportunidad de oro

Lecciones del Barça antes de la final copera

OPINIÓN

Albert Masnou

El clásico sirvió para constatar que el equipo de Koeman todavía está verde, aún le queda tiempo para completar su proceso de maduración. Hay muchos jugadores que han dado un paso adelante. Empezaron la temporada sin contar, estando en la cola del grupo, y la van a acabar como titulares indiscutibles o reivindicando muchos más minutos. Sin embargo, les queda por aprender y esta misma virtud (la juventud) puede acabar siendo una de las debilidades del equipo de Koeman. Por poner un ejemplo, Dest se arrugó en el gol de Kroos. Y nunca hay que girarle la cara a la pelota en estos partidos. Una de las primeras lecciones a aprender es que las derrotas deben durar cuanto menos tiempo posible porque así lo exige la grandeza del club en el que juegan. Y la muestra más clara es esta semana que vienen de un clásico y acabarán en una final de Copa.

En La Cartuja. el Barça puede conseguir el primer título de Copa que, de ganarse, ya sería un título más que la pasada temporada. Luego, ya habrá tiempo de intentar la Liga, algo más complejo pero no imposible. Quedan ocho jornadas de Liga y los rivales no van muy sobrados de fuerzas por lo que no renunciar al torneo de la regularidad es otra de las lecciones a aprender.

El Madrid llega justo

El clásico sirvió para constatar que el Madrid tiene siete vidas y lo que parecía ser un equipo sin alma ni gol hace unos meses, hoy ha encontrado fórmulas para ganar solidez atrás pese a la larga ausencia de Ramos y para encontrar vías hasta la portería contraria. Es un equipo maduro, quizás tanto que le pueden a faltar fuerzas para llegar al final. La lesión de Lucas Vázquez le va a afectar porque se une a una larga lista de bajas y porque era uno de los jugadores que más en forma estaba. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil